Denuncia de Nisman: Parrilli negó los cargos y dijo que la causa es un "armado" para perjudicar a Cristina

Política

El ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia Oscar Parrilli negó los cargos de encubrimiento en la investigación del atentado a la AMIA y aseguró que la causa en su contra es un armado político para desprestigiar a la ex presidente Cristina de Kirchner.

El exfuncionario así lo dijo ante el juez federal Claudio Bonadio y además explicó que dentro de sus funciones en el gobierno anterior no estaba el de dedicarse a temas de política exterior.

Por su parte, el entonces subsecretario de Política Criminal del Ministerio de Justicia durante el kirchnerismo Juan Martín Mena también negó la acusación en su contra.

El exsecretario general de Presidencia durante la firma del Memorándum con Irán negó los cargos y aseguró que no tuvo ningún tipo de participación en las negociaciones y firma del Memorándum con Irán por el caso AMIA.

Su indagatoria dispuesta por Claudio Bonadio fue porque la fiscalía dio cuenta que del estudio de antenas telefónicas ubicadas en cercanía de Presidencia, se desprende que Parilli estuvo presente durante un encuentro en ese lugar del que se ventilaron pormenores de las negociaciones.

Fue el 15 de mayo de 2013 cuando una escucha telefónica registró a D´Elía teniendo una conversación con Jorge Khalil, el señalado por Nisman como representante de la comunidad iraní.

"Yo estoy con una persona amiga, que te está escuchando, que yo no voy a nombrar... ¿Los dos mensajes que tenés cuáles son?", le dijo D´Elía.

Khalil respondió: "...si hay un verdadero interés para empezar y entablar las relaciones comerciales de gobierno a gobierno, con funcionario de gobierno de acá, una delegación de allá viajaría o a Caracas o al Golfo o a Beirut mejor... o a alguna zona del golfo... para empezar las relaciones directas de funcionarios a funcionarios... están dispuestos a viajar y sacar las cosas".

En esa reunión, de acuerdo a los registros de ingreso a Presidencia estuvieron presentes Parrilli y el exsecretario legal y técnico Carlos Zannini, este último indagado este lunes por Bonadio.

Luego de Parrilli, fue el turno de prestar declaración indagatoria de Mena, quien presentó un escrito explicando su rol y los viajes que encaró posteriormente a la firma del Memorándum.

En ese sentido, Mena contó que viajó a la sede central de Interpol para garantizarse que estaban vigentes las alertas rojas con los pedidos de captura pese tras la firma del Memorándum.

Es que según la acusación del fiscal Gerardo Pollicita ese viaje de Mena, hecho en marzo de 2105, fue para montar un escenario mediático sobre el presunto interés en las capturas pese a la firma del Memo.

Mena dijo que incluso el Memorándum, el cual lo defendió, tenía el visto bueno de Interpol como única vía para avanzar en la causa AMIA respecto a las explicaciones que se buscan de los funcionarios iraníes acusados.

Dejá tu comentario