Ganancias: funcionario de la AFIP aseguró que el proyecto "no habrá distorsiones"

Política

El subdirector General de Fiscalización de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Julián Ruiz, dijo que para evitar cualquier distorsión "habrá una delegación legislativa para que el Ejecutivo aplique una fórmula matemática" que garantice "que un peso más ganado no genere una disminución en el salario neto". También expusieron Sergio Pantoja, Humberto Bertazza y Horacio Corti.

Un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados realizó este jueves una nueva reunión informativa sobre el proyecto de reforma del impuesto a las Ganancias, en el que expusieron tres especialistas en materia tributaria y un funcionario de la AFIP, que aseguró que con el proyecto de reforma del impuesto a las Ganancias "no habrá distorsiones".

"Me parece que las modificaciones a esta ley son correctas y acordes ya que están dadas las condiciones para que, con la fórmula que tiene el Poder Ejecutivo, se eliminen los elementos distorsivos", dijo el subdirector General de Fiscalización de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Julián Ruiz, quien aclaró que los trabajadores que perciben entre 150 mil y 173 mil pesos no ganarán menos que aquellos que quienes queden exentos, ya que el Gobierno contará con las facultades para "evitar elementos distorsivos".

El funcionario de la AFIP explicó que un trabajador que gana 150 mil pesos brutos cobra de ingresos netos 124.500 pesos y que uno que percibe 160 mil pesos de brutos con los descuentos de ganancias, tendrá en mano 132.403 pesos.

Dijo que para evitar cualquier distorsión "habrá una delegación legislativa para que el Ejecutivo aplique una fórmula matemática" que garantice "que un peso más ganado no genere una disminución en el salario neto".

Ante el plenario de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y Legislación del Trabajo, conducido por los titulares de las mismas, Carlos Heller y Vanesa Siley, respectivamente, expusieron también los especialistas en materia tributaria Sergio Pantoja, Humberto Bertazza y Horacio Corti. Se trató de la segunda reunión informativa sobre el proyecto de Ganancias que concluirá este viernes con la presencia de la conducción de la CGT y de diversas organizaciones sindicales.

A su turno, el titular de la Federación de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas, Edgardo Pantoja, consideró que la actualización del Mínimo No Imponible debe realizarse de acuerdo "a los incrementos de los precios en forma semestral en lugar del Ripte como se propone en el proyecto".

Pantoja pidió incluir "los gastos de la educación" para ser deducidos de Ganancias y manifestó la necesidad de "reformular la escala" de montos y sus alícuotas. "Los valores están fijados en importes que están muy por debajo de la realidad y no contemplan lo que la doctrina identifica como mínimo de subsistencia", evaluó.

En tanto, el tributarista Horacio Corti señaló que este proyecto “tiene algo muy interesante para transmitir al trabajador: si gana hasta $150.000 no paga ganancias". Sin embargo, dijo que posee una "redacción muy compleja" y que la consecuencia es "que perdemos la sutileza de todas las cargas de familia”.

Por su parte, el contador Humberto Bertazza, evaluó que “el impuesto a las ganancias es un impuesto de ejercicio y tenemos que medirlo como una foto. Si al 31 de diciembre el promedio de sueldos con los incrementos acordados supera los 150.000 pesos, la exención se pierde”.

Además, agregó que el "inconveniente del diseño de esta ley se desnaturaliza si no tiene otra reformulación debido a que el objetivo del proyecto no se lograría por el efecto de la inflación".

El proyecto sobre Ganancias busca modificar el artículo 30 para aumentar la deducción especial a partir del cual se calcula el impuesto, con el fin de que no paguen ese gravamen los trabajadores que cobren hasta 150 mil pesos brutos por mes. Esta medida -según los cálculos del oficialismo- beneficiará a 1.260.000 personas, entre trabajadores activos y jubilados.

En la primera reunión celebrada el martes, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont; y el secretario de Política Tributaria, Roberto Arias, confirmaron que quedará excluidos de esos salarios el aguinaldo y que se podrá incluir a los concubinos en las deducciones.

Sobre este punto, Arias recordó que en la actualidad "la Ley permite deducir solo si es cónyuge, de esta forma se adapta la ley al nuevo Código Civil que establece la Unión Convivencial". También reafirmaron que se incluirá en el dictamen que se mantiene el plus patagónico.

Otro punto que aclararon es que los jubilados podrán acceder al beneficio aun cuando tengan un plazo fijo o reciban alguna suma por tener una vivienda en alquiler, lo que hasta ahora le impedía estar eximidos de ganancias mientras que ese ingreso extra no supere los 167 mil pesos anuales.

Arias señaló que el costo fiscal será de 41.250 millones de pesos y que empezará a regir desde el primero de enero. Los funcionarios confirmaron que se devolverá el dinero que se ha descontando de los salarios en el primer trimestre.

Otro punto de la iniciativa esta referido a aquellos que cobren hasta 173 mil pesos brutos, que también tendrán menores descuentos que en la actualidad, y se faculta a la AFIP para que defina la deducción especial para evitar cambios significativos en esas escalas.

También se estableció que habrá un ajuste anual del Mínimo No imponible y que se hará como hasta ahora, de acuerdo con la evolución salarial que elabora Seguridad Social denominado RIPTE.

Como es una modificación específica la que contempla el proyecto, los salarios más altos de la pirámide pagarán los mismos valores que en la actualidad, con lo cual se les descontarán las mismas alícuotas que se aplican desde el 1 de enero en base a los parámetros existentes, a partir del incremento del 35% en el Mínimo No imponible.

Dejá tu comentario