Diputados logró dictamen de mayoría para el proyecto de etiquetado frontal

Política

La sanción de esta iniciativa es clave para combatir una de las tres causas de la mortalidad como es la obesidad, que en la Argentina afecta a cuatro de cada 10 menores y en especial a adolescentes, y siete de cada 10 adultos, según coinciden especialistas y legisladores oficialistas y opositores.

Un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados logró esta tarde dictamen de mayoría sobre el proyecto de etiquetado de alimentos, que fija pautas para una alimentación saludable y establece la colocación de una serie de sellos frontales en los envases de alimentos con altos contenidos de sodio, azúcares, grasas saturadas, grasas totales y calorías.

La sanción de esta iniciativa es clave para combatir una de las tres causas de la mortalidad como es la obesidad, que en la Argentina afecta a cuatro de cada 10 menores y en especial a adolescentes, y siete de cada 10 adultos, según coinciden especialistas y legisladores oficialistas y opositores.

“Llegamos a esta reunión para dictaminar la media sanción que viene del Senado para avanzar con esta deuda que nos reclama la sociedad y que tiene que ver con la Salud Pública", sostuvo al inicio de la reunión la vicepresidenta del Frente de Todos y titular de la comisión de Legislación General, Cecilia Moreau.

El dictamen de mayoría, que respalda la media sanción del Senado, cuenta con el respaldo de la mayoría del bloque del Frente de Todos, de gran parte del interbloque Juntos por el Cambio y de algunos representantes de bloques minoritarios. Además se presentaron otros tres de minoría.

Un segundo texto lo encabeza la macrista Carmen Polledo, que apoya el marco regulatorio, pero que planeta hacerlo de diferente manera; y otro lo elaboró su compañero de bloque, Alejandro García, que directamente rechaza el proyecto.

El cuarto texto lo impulsa el presidente de la comisión de Salud, el tucumano oficialista Pablo Yedlin, que advirtió que tal como está escrito el proyecto no permite dejar a salvo algunas cuestiones en su reglamentación.

"Estoy en total acuerdo con el etiquetado frontal de advertencia en Argentina, aun así la ley tiene algunos errores que a mi manera de ver no podrán ser salvados por la reglamentación; y que propongo enmendar con el dictamen de minoría", expresó.

En este sentido, detalló que las etiquetas sean usadas solo en alimentos procesados y ultraprocesados, plazos más amplios para que la industria pueda adecuarse de entre 12 y 24 meses y que el Poder Ejecutivo pueda adecuar la ley -durante la reglamentación- a las necesidades del Mercosur.

En el inicio del debate, la diputada del Frente de Todos, Daniela Vilar, del Frente de Todos, defendió el proyecto enviado por el Senado al sostener que "hoy los niños y las niñas tienen un 32% de probabilidad de tener problemas de malnutrición, a causa de esta situación que estamos viviendo, de absoluta complejidad de pobreza estructural y de vulnerabilidad en la que estamos viviendo".

La diputada del Frente de Todos, María Jimena López, explicó que el proyecto defiende “el derecho de las audiencias críticas, es la posibilidad de que nuestras infancias cuando miran televisión estén recreando la infancia y que no sean sujetos consumidores puesto al servicio de las grandes industrias”.

Por su parte, la radical Branda Austin anunció el acompañamiento a la iniciativa, "en el convencimiento de que estamos saldando una deuda que tiene el Congreso, básicamente con dos derechos, el acceso a la información y a la salud”.

La diputada de Consenso Federal, Graciela Camaño, se mostró en tanto de acuerdo con la iniciativa, pero anunció que planteará observaciones al dictamen, con el objetivo de que el perfil de nutrientes que establece la ley no quede supeditado al que fija la OPS por ser "erróneo y falaz". "Creo que podemos hacer y tener una buena ley que definitivamente encamine a la Argentina en el sendero de los países que no le temen a que los productos tengan información pública", agregó.

De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud en la Argentina, los tres factores de riesgo más asociados a la mortalidad son la hipertensión, la hiperglucemia en ayunas elevada y la obesidad, que provocan unas 140 mil muertes al año.

El proyecto sancionado en el Senado se comenzó a discutir en diciembre del año pasado y ahora, tras seis reuniones informativas, el plenario de las comisiones buscará emitir un dictamen donde el oficialismo aspira a mantener el texto aprobado por el Senado.

La iniciativa aprobada el pasado 29 de octubre por el Senado propone la incorporación en el frente de los productos ultraprocesados de una etiqueta con forma de octógono negro y letras blancas que advierta sobre el exceso de nutrientes críticos, como de sodio, grasas trans y azúcares totales.

Dejá tu comentario