Elecciones PASO 2021: en Córdoba ganó JxC, pero con traspié para Macri por la caída de Negri

Política

Juntos por el Cambio se impuso con claridad en Córdoba, y el tándem de Luis Juez (Frente Cívico) y el radical Rodrigo de Loredo le ganó a la dupla de Mario Negri y Gustavo Santos. En la pulseada por el voto peronista triunfó el schiarettismo. FdT, tercero.

Juntos por el Cambio volvió a celebrar un triunfo este domingo en Córdoba, segunda plaza electoral del país y enclave adverso al kirchnerismo, aunque con sabor amargo para Mauricio Macri, que trastabilló con la derrota de la dupla del radical Mario Negri y Gustavo Santos (PRO) ante la lista de Luis Juez (Frente Cívico) y el ucerreísta Rodrigo de Loredo (apoyada por Patricia Bullrich) en la pulseada interna de precandidaturas mixtas de la fragmentada coalición.

Hubo un segundo duelo jugoso, anclado en la pelea por el voto peronista, y en esa pulseada se impuso con claridad el gobernante Hacemos por Córdoba: el cordobesismo que lidera el peronista ortodoxo Juan Schiaretti se alzó con el segundo lugar de la jornada, mientras que su lista -liderada por Alejandra Vigo y Natalia de la Sota- fue la segunda más votada, detrás de la de Juez y De Loredo.

Es el único gobernador peronista que desafió al kirchnerismo en su provincia y le ganó”, leyeron ante este diario desde el entorno del mandatario, que agita la bandera de un “Modelo Córdoba” basado en la gestión y en la independencia partidaria. Un presente que potencia su proyección nacional, de cara a la pelea por la sucesión en Balcarce 50. "Nosotros no queremos grieta en Córdoba", dijo poco antes de las 22.

Muy lejos, el Frente de Todos cayó, en tanto, al tercer lugar, y dibujó un nuevo traspié para la Casa Rosada. No alcanzó el esfuerzo de campaña de Martín Gill y Carlos Caserio en clave de promoción de la gestión de Alberto Fernández, para dar vuelta la tendencia adversa del espacio en el electorado cordobés. Si la tendencia se confirma el 14-N, el FdT perderá una banca en el Senado -la que defiende Caserio- y pasará a manos del schiarettismo.

Escrutadas el 88,38% de las mesas, Juntos por el Cambio cosecha el 47,80% de los votos (con la sumatoria de sus cuatro listas), contra el 24,51% del Hacemos por Córdoba. En tercer lugar se ubica el Frente de Todos, con el 10,98%. La participación fue del 63,14%.

Dentro de la interna de JxC, la dupla del diputado nacional Juez y el concejal radical de Loredo (al Senado y Diputados, respectivamente) se impone con amplitud sobre la del titular del interbloque en Diputados y de Santos, exministro de Turismo (57,44% contra 36,20%).

Pasadas las 20.30 Negri reconoció públicamente la derrota, tras comunicarse con Juez. "Felicito a Juez y a la lista Cambiando Juntos por la gran elección. Los cordobeses dieron su mensaje al kirchnerismo de una forma contundente y JxC es la herramienta de la sociedad para frenar el populismo", dijo vía Twitter.

Luego remató con un "ahora vamos unidos a noviembre", abriendo el juego al día después en la coalición, de cara al 14-N. Y luego, en conferencia de prensa, insistió en que los adversarios de la lista "nunca estuvieron en Juntos por el Cambio".

Juez, por su parte, pidió un "Cambiemos más federal" y no centrado en los problemas del AMBA. Para el diputado nacional es un espaldarazo para su aspiración de pelear la gobernación en 2023 (un terreno en el que también juega el radicalismo), mientras que Negri -quien tiene mandato por dos años más en Diputados- recibe un duro golpe en el marco del rol clave que juega en la oposición nacional y en el Congreso.

Macri jugó fuerte a favor de Negri y Santos (a quien ungió como su candidato a gobernador para 2023, aspiración hoy golpeada) pero la estrategia no rindió sus frutos. Sí sumó puntos Bullich, con el apoyo que la titular del PRO nacional respaldó a Juez y de Loredo. El porteño Horacio Rodríguez Larreta quedó en falsa escuadra, al haberse despegado días atrás de una foto conjunta con ese tándem.

En la compulsa del 14 de noviembre JxC arriesga 2 bancas de senadores nacionales y 5 de diputados, mientras que HxC pone en juego 3 escaños de la Cámara Baja. La situación del FdT es más límite: expone una de cada Cámara, y en el caso del Senado es Caserio quien está en juego, y ahora ya en tren de despedida.

Dejá tu comentario