En politizado jury piden que Galeano sea destituido

Política

Pocas posibilidades le quedan al Juan José Galeano de volver a Tribunales. Hasta es probable que el juez federal termine en prisión y, paradójicamente, se convierta en el único detenido por el brutal atentado terrorista a la mutual judía AMIA de hace 11 años.

Galeano ayer fue acusado de «representar el terrorismo de Estado» en el jury de enjuiciamiento que se realiza en el Palacio de Tribunales. Fue en la mismasala donde dos décadas atrás se juzgó a las juntas militares y se las condenó por idéntico delito.

La legisladora Marcela Rodríguez y el abogado Beinusz Smukler acusadores de Galeano- se esforzaron por mostrar al juez cual si fuese Al-Qaeda y de tacharlo como el «único responsable» de que el caso haya vuelto a «fojas cero». Galeano deberá ahora esperar hasta el 3 de agosto para escuchar un veredicto que ya imagina. Por alguna razón, el juez adelantó que piensa llevar su caso hasta la Corte Suprema de Justicia y los tribunales internacionales.

La audiencia reunió todos los ingredientes: hubo escenas actuadas y hasta verborragia en los alegatos. La jornada comenzó con la exposición de Rodríguez. La consejera representante del ARI fue vehemente a la hora de acusar y de cuestionar el
«trato privilegiado» que el juez les habría otorgado a los querellantes por la DAIA, cuyo titular en aquel momento era Rubén Beraja, y de la AMIA, representados en la causa por la abogada Marta Nercellas, en perjuicio de Memoria Activa y de los familiares de las víctimas.

La diputada hizo un detalle de las entrevistas que se realizaron con quienes estaban procesados, en especial con
Carlos Telleldín, en las que el juez permitió que sólo una de las querellas estuviera presente.

• Abuso

Incluso, Rodríguez destacó el «uso abusivo» que Galeano hizo de los testigos de identidad reservada en la investigación, y lo fustigó por haber aplicado de manera analógica la ley de estupefacientes, que prevé la figura para casos excepcionales y fundados.

También cuestionó a Galeano por intención del juez de invalidarel testimonio de los familiaresde las víctimas.

«Galeano se olvida de que no es la víctima, y que las víctimas son los 85 muertos, los familiares y la sociedad argentina que aún está esperando justicia, en una investigación que aún está a fojas cero»,
disparó la diputada del ARI.

Por su parte, Smukler comparóel discurso del juez Galeano con
«la doctrina de la seguridad nacional» y recordó que, al declarar ante el jury, el suspendido juez se había jactado de haberse ajustado a la ley según su «manera de ver».

En su alegato, el abogado reseñó los 15 cargos que se le endilgan a Galeano por las irregularides que cometió durante los casi 10 años que estuvo al frente de la causa AMIA y lo acusó de haber actuado como «un litigante chicanero».

«El juez Galeano tiene derecho a tener una ideología, ¿pero la ideología del doctor Galeano es apta para ser juez?», preguntó Smukler con la ironía que lo caracteriza, tras lo cual afirmó que Galeano demostró un «olvido total y absoluto de la cultura jurídica que debe existir en la sociedad».


A su turno, Galeano apuntó directamente contra Smukler porque -aseguró- sus dichos le provocaron un «agravio», ya que lo trató como a un «represor». Al respecto, recordó que cuando estaba a cargo del Juzgado Federal 9 avanzó significativamente en causas de derechos humanos y fue el segundo juez en la Capital Federal en declarar la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

Respecto de su accionar en la causa AMIA, criticó el decreto del Poder Ejecutivo a través del cual se reconoció la responsabilidad del Estado por el «encubrimiento» del ataque terrorista en julio de 1994.

«Sería el primer caso en la historia política argentina que el Poder Ejecutivo se arroga facultades judiciales, decretando en una suerte de per saltum la confirmación de un fallo apelado en durísimos términos, autocondenando a la República Argentina»,
subrayó, en alusión al fallo que en setiembre absolvió a todos los acusados por el atentado.

«¿A qué hechos se está refiriendo el Poder Ejecutivo en representación del Estado? ¿Se olvida que aún no se encuentra firme la sentencia dictada por el Tribunal Oral Federal 3?»,
se preguntó.

Y agregó:
«Se realizaron todas las medidas de prueba tendientes a averiguar la verdad, se investigaron todas las hipótesis y se trabajó incansablemente durante jornadas enteras para administrar justicia. ¿Y ahora somos encubridores? ¿Qué fue lo que se encubrió?».

Si el juez -que ya está suspendido en sus funciones- es destituido quedara sin fueros, podría terminar en prisión ya que está imputado en una causa penal.

Dejá tu comentario