Ex Perdía logró fallo en la Corte

Política

La Corte Suprema de Justicia declaró ayer la inconstitucionalidad de un artículo de la Ley de Riesgos de Trabajo, porque excluye de la pensión por muerte a los padres de un trabajador soltero y sin hijos.

La decisión, que reiteró criterios de la Corte en materia de justicia social, revocó un fallo de la Sala V de la Cámara Nacional del Trabajo, que se había opuesto a otorgar el beneficio a los padres de un trabajador que se desempeñaba en la firma Estructuras-Metálicas Din SA. Al resolver la causa promovida por Demetrio Lescano, padre del fallecido, el máximo tribunal se remitió al antecedente «Medina» de febrero de 2008, en el que consideró como una «discriminación aberrante» la exclusión de los progenitores de la reparación económica prevista por la Ley 24.557.

Lo curioso, sin embargo, es que quien defiende a Lescano es Roberto «Cirilo» Perdía, ex montonero y actual miembro de la Organización Libres del Pueblo. Esta agrupación ha participado de varios actos de vandalismo junto a la violenta Quebracho, entre los que se recuerdan la visita el año pasado al domicilio del ex ministro de Economía José Alfredo Martínez de Hoz.

En el caso «Medina», la Cortesostuvo que el artículo 18, inciso segundo de la norma, excluía «sin motivo alguno» y colocaba en situación de desamparo a los únicos beneficiarios posibles del trabajador soltero y sin hijos.

En esa ocasión, la Corte afirmó que la exclusión de los progenitores lesionaba el derecho de protección integral de la familia, establecido por el artículo 14 bis de la Constitución nacional y tratados internacionales incorporados al derecho vigente en la Argentina.

  • Menoscabo

    Para el máximo tribunal, el artículo 18, inciso segundo de la Ley 24.557, menoscaba el principio de progresividad de los derechos sociales, al no tener a los padres del fallecido como «derechohabientes».

    La sentencia fue firmada por el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti y los ministros Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt, Juan Carlos Maqueda y Raúl Zaffaroni.

    Como otros abogados, Perdía también supo estar del otro lado. Fue el tercero en la línea de Montoneros, durante la década del 70, detrás de los activistas terroristas Mario Firmenich y Fernando Vaca Narvaja.

    Preparó, además, la llamada contraofensiva, una de las últimas incursiones montoneras en la Argentina de los activistas exiliados. La mayoría de ellos murieron en combate o fueron presos por el gobierno militar que presidía el país, en 1980. La «contraofensiva popular» fue lanzada por el propio Perdía en Madrid, a principios de 1977.

  • Indultado

    En los 80 fue condenado a prisión perpetua por esos hechos y otros relacionados con el terrorismo, pero el indulto dictado por Carlos Menem lo benefició,como a otros tantos compañeros de Montoneros y a los militares de la dictadura.

    El abogado laboralista, luego de ser beneficiado por Menem, fue asesor de diputados, de dirigentes piqueteros y también del grupo Quebracho.

    En el año 2003, el juez federal Claudio Bonadío detuvo al activista tras reflotar la causa en la que justamente se investigaba la contraofensiva montonera de finales de los 70. En esa ocasión, Perdía alegó ser víctima de «un juicio político».
  • Dejá tu comentario