Gobierno, tras Vicentin, se acerca al campo y apura ley de exportaciones

Política

En el gabinete de comercio exterior, Solá aseguró que buscarán incrementar exportaciones en u$s25.000 millones por año. Se despeja frente político luego de la tensión por fallida expropiación a la cerealera.

“Necesitamos aumentar las exportaciones en por lo menos u$s25 mil millones por año”. La sentencia de Felipe Solá en el debut del gabinete de comercio exterior confirmó el diálogo con el sector privado para avanzar en la presentación de un proyecto de ley para fortalecer la balanza comercial con el sector agroindustrial como socio estratégico.

Desactivado el ruido político que se generó con el sector ante el frustrado amague de expropiación de Vicentin, la figura de Solá como el peronista más cercano al campo terminó de relajar las tensiones. Ayer se sumó un nuevo gesto del Gobierno nacional al agro a través de Luis Basterra, quien en entrevista con Ámbito afirmó que “no está bajo análisis una suba de las retenciones”.

El encuentro del nuevo gabinete económico se realizó por primera vez en el Salón de los Científicos de la Casa Rosada y estuvo encabezado por el jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero. Durante la reunión interministerial, se destacó la importancia de la renegociación de la deuda externa para equilibrar la balanza comercial del país, uno de los objetivos principales del Gobierno, y se avanzó en la idea de reducir la importación de bienes e insumos.

En relación con el proyecto de ley, las cámaras exportadoras impulsan una batería de beneficios impositivos para reducir el costo fiscal de su actividad. La semana pasada, Alberto Fernández recibió al Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) en Olivos. Allí le presentaron el documento “Estrategia de Reactivación Agroindustrial Exportadora, Inclusiva, Sustentable y Federal”, un proyecto que propone incrementar las exportaciones anuales en 16.000 millones de dólares y generar 210.000 nuevos empleos directos por medio de la implementación de medidas “de impacto fiscal neutro”. Los impulsores de ese plan son José C. Martins, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires; Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina; Roberto Domenech, presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas; Patricia Calderón, presidenta de la Federación Olivícola Argentina, y Dardo Chiesa, coordinador de la Mesa Nacional de Carnes. Todos se habían reunido antes con Cristina de Kirchner en el Senado, una de las cámaras donde será tratada la ley que también está bajo análisis de Sergio Massa.

Al ser consultado sobre el diálogo entablado con Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), Solá dijo que la entidad es “importante” debido a que está compuesta por “43 cámaras que incluyen tres actores de la Mesa de Enlace y el resto son firmas agroindustriales, industriales, comercializadores y exportadores”. “El campo es una parte importantísima en el aumento de las exportaciones que buscamos”, enfatizó Solá. El Ministro agregó que “se realizó un repaso de todas las opciones de aumentos de exportaciones que tiene la Argentina y en los próximos encuentros cada ministro planteará las necesidades particulares y que sean trabajadas en este ámbito”.

En esa línea, el funcionario insistió en la importancia de “aumentar las exportaciones para que Argentina no vuelva a tener el clásico problema de angustia en la balanza de pagos. Si se desbalancea, se necesitan más dólares y no los tenemos, entonces o se escapa el tipo de cambio o empieza el endeudamiento”. Del encuentro participaron también los titulares del Ministerio de Economía, Martín Guzmán; de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Felipe Solá; de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié. También estuvieron en la reunión el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco; y el subsecretario de Relaciones Financieras Internacionales de la Secretaría de Asuntos Estratégicos, Christian Asinelli.

“Nos vamos a juntar en 15 días; por ahora no hay nada definido salvo que tenemos que aumentar las exportaciones”, subrayó Solá, quien ofició de vocero del encuentro en la Casa Rosada. Acerca de la vuelta de los vuelos internacionales, el canciller señaló que “todavía se mantiene la fecha prevista del 1 de septiembre” próximo.

El gabinete de comercio exterior se reunió entre las 10 y pasadas las 13, encabezado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en el Salón de los Científicos de la Casa de Gobierno, con el objetivo de “potenciar la producción nacional, la búsqueda de mercados y la planificación de la importación de bienes y servicios que puedan producirse localmente”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario