Legislador opositor propone cambiar festín de fotomultas

Política

El diputado macrista Alfredo Schiavoni (Misiones) presentó un proyecto de ley que busca modificar el descontrolado festín de las “fotomultas”, a las que calificó de “mecanismo eficaz” de recaudación y criticó por no “prevenir un siniestro vial”. Según el legislador, el objetivo de la iniciativa es “garantizar el derecho constitucional de defensa” y blindar un marco regulatorio común para desarmar las asimetrías que, en la actualidad, ocurren en varias provincias.

Schiavoni explicó que en los deberes de las autoridades en materia de comprobación de faltas y de juzgamiento en la normativa de tránsito -artículo 70 de la ley 24.449-, “las infracciones detectadas a través de sistemas de control automáticos” no “cumplen con las exigencias del procedimiento determinado”.

En esa línea, detalló: “Existe una colisión entre una norma de jerarquía inferior con una norma de jerarquía superior. Un órgano legislativo provincial no puede avasallar garantías y derechos contemplados en nuestra Carta Magna”.

Por otra parte, el diputado macrista agregó que “sumado a ello, queda denotado que las normativas provinciales que contemplan sólo la verificación de la una infracción de velocidad a través de un sistema de control inteligente, no hacen ningún tipo de énfasis en prevenir un accidente o concientizar a los posibles infractores del deber de mantener una velocidad precautoria, sino que se sustituye el fin preventivo por el fin recaudatorio”.

Algunas de las medidas apuntan, por ejemplo, a operativos informados entre 500 y 1000 metros previos al control correspondiente, y una posterior notificación -a 200 metros- de la velocidad máxima de fiscalización. “No podemos dejar de lado que, al momento de renovar la licencia de conducir o realizar algún trámite relacionado a un rodado, existe la obligación de pago de la/s multa/s que estuvieran pendientes; es decir, en numerosas jurisdicciones sólo se condena económicamente a quien infringe las reglas de velocidad establecidas”, manifestó Schiavoni.

Sobre este punto, dejó claro que “resulta inconcebible que un conductor no se entere de que se encuentra cometiendo una infracción y que continúe su traslado sin ningún tipo de inconveniente”, y agregó: “La autoridad de aplicación, al autorizar y homologar un sistema automático de control debería, conjuntamente, establecer un procedimiento de control e información dentro de los cinco kilómetros adyacentes a la instalación del mismo con el objeto de lograr el cese de la conducta, identificar al conductor y la concientización y notificación al mismo sobre la posible infracción cometida”.

Por último, el misionero dijo, en cuanto al problema interjurisdiccional, que “se debe facilitar y hacer accesible el derecho de defensa adecuando la normativa a los tiempos que corren, donde lo digital gana terreno a diario, ampliando la forma de realizar el descargo a medios electrónicos, ya sea por un mail determinado con acuse de recibo o por plataforma que instrumente la autoridad de aplicación”.

Dejá tu comentario