Senado: presencialidad y rechazo a cuentas del Gobierno de Macri en el 2016 (protesta por Chile)

Política

Los legisladores del Frente de Todos cuestionaron las decisiones económicas y financieras durante el primer año de gestión de Mauricio Macri. Juntos por el Cambio respondió que lo ocurrido es una jugada posderrota en las PASO y que el Presupuesto que le dejó Cristina de Kirchner era "mentiroso".

En su regreso a la presencialidad plena en el recinto, y con gran cantidad de legisladores presentes, el Senado sesionó ayer para expresar “su más enérgico rechazo a la pretensión del Gobierno de la República de Chile de extender su plataforma continental”, situación que choca con el “Tratado de Paz y Amistad” celebrado en 1984.

La declaración de la Cámara alta deja claro que Chile desconoce “la demarcación del límite exterior de la plataforma continental aprobada por la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC) en conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar), de acuerdo a la presentación realizada por nuestro país en el año 2009”.

El texto en cuestión, aprobado por unanimidad por el Frente de Todos, Juntos por el Cambio y el interbloque federal, además critica “el intento de apropiación por parte de Chile de una extensa área de los fondos marinos y oceánicos, espacio que forma parte del Patrimonio Común de la Humanidad”.

Cronología

La sesión que presidió al inicio Cristina de Kirchner comenzó con la aceptación de los últimos dos decretos de quien comanda la Cámara alta: la extensión de la virtualidad por 60 días desde fines de agosto, y la marcha atrás para el recinto e imposición del regreso a la presencialidad. Juntos por el Cambio no acompañó las decisiones y coincidió que sólo era necesario respetar el propio reglamento del Cuerpo.

En una situación parecida a la ocurrida anteayer en Diputados, Cristina de Kirchner no mencionó el nombre y apellido de los ausentes, pero aprovechó la ocasión para detallar que en el recinto había menos legisladores presentes del macrismo que del Frente de Todos.

La presidenta del Senado, tras la aprobación de ambos decretos, también recordó que los mismos habían sido aprobados por dos tercios, situación que luego fue negada y aclarada por el jefe del Pro, Humberto Schiavoni.

En el espacio de las cuestiones de privilegio, el cristinista Mariano Recalde cuestionó a la Legislatura porteña por la reciente ley de revisión de decisiones judiciales de la justicia nacional a través del ámbito porteño. “Todo está armado por el Correo Argentino”, disparó.

Cuentas macristas

La unanimidad desapareció más tarde, cuando el Frente de Todos rechazó la Cuenta de Inversión 2016 de la gestión Cambiemos y cuestionó en duros términos los manejos económicos y financieros del Gobierno de Mauricio Macri.

“Acá estamos tratando una cuenta de inversión que ha violado sistemáticamente la Constitución y la Ley de Administración Financiera”, dijo el jefe cristinista, José Mayans.

Tras haber pasado por la Comisión Mixta Revisora de Cuentas del Congreso (espacio donde el Frente de Todos tiene mayoría), el debate volvió a agitar las aguas entre el oficialismo y la oposición con miras a la campaña electoral de las elecciones legislativas de noviembre.

El miembro informante del oficialismo, el senador Juan Mario Pais, explicó las razones por las que el oficialismo no aprobaría la cuenta de inversión. “No es la primera vez que se rechaza una cuenta de inversión, esto no es ninguna ignominia, solo es la voluntad y el juzgamiento político del Congreso en su potestad de controlar el presupuesto nacional”, indicó.

“Por DNU y por decisiones administrativas del jefe de Gabinete de ministros se alteró sustancialmente el programa político y económico, en detrimento de las potestades del Congreso, incrementando la deuda pública y disminuyendo los recursos del Estado”, agregó sobre las correcciones a las partidas que realizó Marcos Peña en 2016.

A su turno, el senador del Frente de Todos, Martín Doñate, puntualizó que el rechazo del oficialismo a la cuenta de inversión 2016 “tiene cimientos fuertes en sus fundamentos”.

“No podemos aprobar una cuenta de inversión que sufrió arbitrariedades y desmanejos que nos quitan claridad para vincular los datos físicos con los financieros”, dijo.

En tanto, el senador oficialista Mariano Recalde insistió en que “el endeudamiento feroz y brutal son motivos de sobra para rechazar la Cuenta de Inversión 2016”. “El Poder ejecutivo de Macri violó la Constitución, la ley de administración financiera y el Presupuesto y los aumentos de gastos sin pasar por el Congreso”, sentenció.

En tanto, el usual aliado oficialista Alberto Weretilneck advirtió: “Estamos viviendo un hecho inédito porque ni siquiera en las crisis económicas, donde se alteraron y no se cumplieron los presupuestos, se rechazaron las cuentas de inversión. No digo que esté mal o bien, es algo novedoso en la política argentina”.

Desde el macrismo, Laura Rodríguez Machado expresó: “En la primera sesión presencial, en vez de tratar de sancionar leyes para mejorar la calidad de vida de la gente y remontar el desastre económico, el oficialismo está tratando de ‘pegarle’ a Macri, con una cuenta de inversión aprobada por la auditoría técnica. Se trata de un claro discurso político porque creen que así nos restan votos”.

Dejá tu comentario