21 de diciembre 2011 - 23:52

Funcionarios y militantes dieron el último adiós a Iván Heyn

El legislador de la Ciudad de Buenos Aires, Juan Cabandié, se hizo prensente en el velatorio del subsecretario de Comercio Exterior Iván Heyn.
El legislador de la Ciudad de Buenos Aires, Juan Cabandié, se hizo prensente en el velatorio del subsecretario de Comercio Exterior Iván Heyn.
Familiares, amigos, militantes y numerosos funcionarios nacionales despidieron los restos del subsecretario de Comercio Exterior, Iván Heyn, en una casa de velatorios de Belgrano, un día después de que fuera encontrado muerto en Montevideo durante la cumbre del Mercosur.

El cuerpo de Heyn, quien tenía apenas 34 años, llegó durante la mañana al país y fue trasladado a la cochería O´Higgins.

La cuadra de O'Higgins al 2800 se pobló de jóvenes, mayoría, entre el desfile de familiares, amigos y funcionarios que se acercaron a dar el último adiós al considerado como un brillante y promisorio economista. Diferentes cuadros políticos de la agrupación La Cámpora, de la cual era parte, permanecieron durante todo el velatorio que se extendió hasta entrada la noche.

La propia presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, recordó al joven subsecretario de Comercio Exterior y destacó sus aptitudes profesionales, su compañerismo y su "militancia incansable", en un acto en el distrito bonaerense de Lomas de Zamora.

Heyn, de apenas 34 años, fue encontrado muerto en la tarde del martes en su habitación del Hotel Radisson de Montevideo mientras se desarrollaba la Cumbre del Mercosur en la capital uruguaya, adonde había viajado como parte de la comitiva que encabezaba la presidenta argentina.

El funcionario fue hallado desnudo, con un cinturón alrededor de su cuello, pero sin signos de violencia, según determinó la autopsia realizada en Uruguay, que estableció que su deceso se produjo por "ahorcamiento".

Mientras tanto, en Buenos Aires, los restos del funcionario, un joven que optó por quedarse en Argentina cuando su familia se marchó del país tras la crisis de 2001, fueron velados en una cochería del barrio de Belgrano, en medio de lógicas muestras de sorpresa y dolor.

Entre los funcionarios que asistieron al velatorio se encontraban el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno; el secretario de Inteligencia, Héctor Icazuriaga; y los ministros de Economía, Hernán Lorenzino, y de Planificación Federal, Julio De Vido.

Tambíen estuvieron presentes la titular del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, los diputados Agustín Rossi y Martín Sabbattela y el legislador porteño Juan Cabandié.

Concurrieron, además, la nueva secretaria de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri; y los directores del INDEC María Eugenia Edwin y Norberto Itzcovich, entre otros.

Compañeros de militancia en La Cámpora, como el legislador porteño Juan Cabandié, el diputado nacional Andrés Larroque, su colega bonaerense José Ottavis y el director de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, también se acercaron hasta la casa de velatorios de Belgrano.

Dejá tu comentario

Te puede interesar