INDEC: reduce Cobos su crítica a los índices

Política

«Con Cristina y Julio se va a profundizar el cambio en la Argentina», arengó ayer Néstor Kirchner en San Juan sin dejar demasiado claro, salvo por la presencia allí del gobernador de Mendoza, si se refería a Julio Cobos o a Julio De Vido, ministro envuelto en escándalos de corrupción como el caso Skanska y el del maletero venezolano que llegó al país en un vuelo de la estatal ENARSA. El compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner recuperó sorpresivamente su confianza en el INDEC y, repentinamente, volvió a ser aceptado como integrante VIP de la corte kirchnerista.

Cobos se había bajado el martes de un acto de campaña programado en Rosario junto a la esposa del Presidente. La explicación oficial fue que el cuyano se quedó en su provincia para apoyar la candidatura a gobernador de Cesar Biffi y afrontar las múltiples amenazas de paro de docentes y estatales. Pero la relación con la senadora se habría resentido desde que Mendoza divulgó una cifra de inflación local casi dos veces mayor que la calculada por el INDEC: 1,5% frente a 3,1% del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos.

Ayer Cobos, en declaraciones a una radio, quiso despegarse de una polémica demasiado riesgosa a escasos 24 días de las elecciones presidenciales. Y redujo la divergencia de datos inflacionarios entre su provincia y Nación a un problema técnico que, según dijo, solucionará la « futura presidenta».

El candidato a vicepresidentepor el oficialismo pidió confeccionar una nueva encuesta de gasto de hogares (ENGO) que refleje el «verdadero consumo» de los argentinos, y actualizarla « periódicamente» atendiendo a los cambios que se produzcan.

Para Cobos, la diferencia en el índice de inflación informado por Mendoza para agosto último y el anunciado oficialmente dentro del IPC nacional se trata de un «problema técnico» que deben «resolverlo las dos reparticiones». Y justificó su propuesta de crear una nueva encuesta de gastos de hogares explicando que «los gustos y los consumos van cambiando».

«Lo que el índice debe reflejar es el verdadero consumo de una sociedad que cambia los gustos, que ya no viaja a Miami, por lo que se debe ponderar el turismo interno; una sociedad que ya no consume los mismos vinos y así sucesivamente», se defendió Cobos.

La propuesta de cambios lanzada por Cobos para el INDEC es apenas una continuación del anuncio que ya había efectuado el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, semanas atrás, tendiente a devolverle confiabilidad y transparencia al intervenido INDEC. «Se debe confiar en la gente que sabe y maneja las estadísticas, y saber que el número que se dé es el que representa», reclamó el mendocino.

  • Complementación


    Las aclaraciones de Cobos llegaron apenas un día después de su controvertida ausencia en un acto de la esposa del Presidente, donde estaba anunciada la presencia del gobernador. «La relación -con la primeradama-está intacta, es excelente, estamos trabajando, nos vamos a complementar muy bien y esta fórmula le va a hacer muy bien al país», replicó Cobos en declaraciones radiales. Y explicó que su falta de participación en ciertos actos de campaña se debe a su obligación de atender los asuntos de la provincia. Sin embargo, confirmó que hoy por la noche estará junto a Cristina Fernández de Kirchner-en una cena con empresariosen Capital Federal.

    «Me es muy difícil estar todos los días yendo y viniendo. Estas explicaciones las hemos dado y las tendré que seguir dando lamentablemente hasta que lleguen las elecciones. Siempre hay ingredientes y caldo de cultivo de especulaciones que no tienen nada que ver con la realidad», se disculpó Cobos desde Malargüe.
  • Dejá tu comentario