Intendente de Concordia exige a Kirchner fuerzas federales

Política

El intendente de Concordia, Juan Carlos Cresto, reclamó ayer a Néstor Kirchner que aplique el «método Buquebús» para garantizar con fuerzas federales la libre circulación sobre el puente que une esa ciudad entrerriana con la localidad uruguaya de Salto, amenazado por inminentes piquetes en repudio a la instalación de la papelera Botnia en Fray Bentos.

«Confío en que así como el gobierno nacional no permitió los cortes a la salida de Buquebús (en el puerto de Buenos Aires), puede garantizar el cruce» por ese puente, dijo Cresto.

Usufructuó así el jefe comunal -enfrentado en la interna peronista con el mandatario Jorge Busti- la encerrona en la que se ve hoy envuelto el gobierno nacional, obligado a quebrar su política de consentir protestas callejeras ante la posibilidad cierta de que ambientalistas de Gualeguaychú bloqueen la partida de ferries hacia el vecino país, en plena temporada turística. Tal como lo adelantó este diario, la Casa Rosada ya tomó la decisión de impedir cualquier traba a la salida de las naves desde Puerto Madero. Ayer, el fiscal contravencional porteño, Martín Lapadú, ratificó este escenario, al asegurar que la Prefectura tiene « expresas instrucciones de cómo actuar» en caso de que sea obstaculizado el ingreso o el egreso de pasajeros de la terminal de Buquebús, o que sea impedida la circulación del servicio.

En este sentido, Lapadú consignó que la semana pasada, cuando «comenzó a tomar estado público» esta amenaza, remitieron «un oficio» a la Prefectura Naval Argentina.

«La persona que está cometiendo una contravención debe ser intimada al cese, se le debenlabrar las actuaciones correspondientes y, si no cesa en su actitud, el personal policial, en este caso la Prefectura, debe proceder a su detención», recordó.

  • Argumento

    Es ese rigor el que reclama el jefe comunal de Concordia para evitar un potencial corte de la ruta que conecta con Salto («hay que tomar decisiones de la misma manera que se tomaron en Buenos Aires para garantizar a la gente que pueda viajar a Uruguay», arengó curiosamente desde la localidad uruguaya de Piriápolis, donde veranea desde hace 30 años).

    Pero el principal interesado en esquivar ese piquete es el gobierno nacional, consciente de que ese escenario asestará un golpe mortal a la estrategia que lleva adelante en el tribunal internacional de La Haya.

    Con insistencia, la Cancillería argentina argumentó que no existe hoy un bloqueo para acceder a Uruguay, al estar liberados el puente Concordia-Salto y la vía marítima (a diferencia del cierre desde el 20 de noviembre de Gualeguaychú-Fray Bentos, y de los cortes intermitentes en Colón-Paysandú).

    Un triple corte simultáneo de las tres conexiones terrestres, más el potencial bloqueo a las salidas de Buquebús, dejará a la Argentina indefensa en La Haya ante los planteos de Tabaré Vázquez.

    En este marco, ambientalistas y piqueteros de Concordia -enrolados en la Asamblea Ciudadana en Defensa del Medio Ambiente de Concordia- afirmaron ayer que planean activar un piquete sobre el puente en respuesta a la decisión de Asamblea Ambiental de Gualeguaychú de intentar bloquear las tres vías terrestres internacionales con el envío de tropa propia.

    Anoche, los vecinos se disponían a mantener una asamblea junto con miembros de la CTA y la Federación Tierra y Vivienda para analizar las medidas por tomar, sobre la base de contactos con enviados de la combativa Gualeguachú.

    Previamente, Ramón Cabrera, integrante del Movimiento Territorial de Liberación, había anticipado que, en principio, la protesta se podría traducir en «una asamblea de tres horas sobre la ruta».

    «La decisión ya está tomada, y ahora nos tenemos que juntar con compañeros de Gualeguaychú y de Concepción del Uruguay para saber cómo la llevamos adelante», enfatizó.

    El 9 de diciembre pasado, un intento de bloqueo de la Ruta 135 fue abortado por militantes alineados con el gobernador Busti.

    En este marco, hoy la asamblea ambientalista de Gualeguaychú debatirá cómo avanzar en la moción votada en la reunión del martes, que incluye el recrudecimiento de las protestas contra la papelera Botnia.

    El piquete cumplió ayer 46 días consecutivos, con lo que ya es el más largo de los realizados hasta ahora en el lugar contra la instalación de una planta celulósica en la zona.
  • Dejá tu comentario