Investigan acoso a mujeres en Defensa

Política

Nilda Garré ya tiene un leading case para impulsar a ritmo meteórico la reforma del Código de Justicia Militar. La semana pasada llegó a su conocimiento un hecho de acoso sexual que habría sucedido dentro del edificio Libertador en dependencias del Ejército Argentino. La información llegó a la ministra antes de que se enterara el jefe del Ejército, Roberto Bendini. Los maltratos a personal femenino habrían sido insinuaciones de todo tipo que en principio no llegaron a las autoridades hasta que intervino el coronel Juan Carlos Martene, subjefe del área laboral de la víctima. Martene recomendó trasladar al ministerio el problema, ya que cuenta con un Observatorio de la Mujer para investigar este tipo de violación de la disciplina militar.

En el Ministerio de Defensa apuntan a un «cambio cultural», con la modificación del Código de Justicia que incorpore faltas como el acoso sexual. El tema del acoso es un problema que reviste gran interés para Garré, no sólo porque constituye una barrera para que hombres y mujeres puedan desarrollarse en un ambiente de trabajo digno sino porque en sí mismo representa una forma de discriminación que vulnera derechos básicos de las personas. Así lo había definido ante la Comisión de Defensa del Senado semanas atrás. La novedad surge como producto del aumento notable de participación femenina en las Fuerzas Armadas, que en estos últimos años alcanzó a los cuerpos de comando, con el egreso de las primeras oficiales mujeres de la historia.

Dejá tu comentario