Frederic, a 7 años del incendio de Iron Mountain: "Todo parece indicar que no fue un accidente"

Política

La ministra de Seguridad sostuvo que los ocho bomberos y los dos agentes de Defensa Civil fallecidos "fueron también víctimas de la corrupción, de la negligencia, de la desidia y de un Estado ausente".

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, aseguró que "todo parece indicar" que el incendio del depósito de la empresa Iron Mountain, en el barrio porteño de Barracas, que causó la muerte de ocho bomberos y dos agentes de Defensa Civil, "no fue un accidente".

Al cumplirse siete años del siniestro, Frederic participó de en un acto realizado en la Plaza de Armas del Departamento Central de Policía, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

"Nos ocupamos de organizar este homenaje a los héroes de la tragedia de Barracas y además de homenajearlos durante todo el año que pasó, venimos acompañándolos en su lucha por la verdad y la justicia", dijo a la TV Pública.

"Hubieron avances pequeños que muestran que la Justicia está de alguna manera trabajando en pos de identificar las responsabilidades de este siniestro que acabó con la vida de 10 bomberos que dieron su vida para contener un siniestro pero que fueron también víctimas de la corrupción, de la negligencia, de la desidia y de un Estado ausente que no respondió en su momento a las alertas de un predio que no estaba en condiciones de contener este volumen de documentación", afirmó.

A siete años del hecho, los familiares de las víctimas esperan un nuevo pronunciamiento de la justicia que especifique quiénes fueron los responsables y si se trató de un hecho intencional.

Este escenario de duda quedó configurado así desde el pasado 29 de diciembre, cuando la Cámara Nacional en lo Criminal anuló los procesamientos de doce exfuncionarios del Gobierno porteño -por entonces a cargo de Mauricio Macri- y cinco directivos de Iron Mountain por el incendio.

En aquel fallo, la Cámara del Crimen aclaró que no se expedía sobre la responsabilidad de los imputados sino sobre los "defectos" de la instrucción del sumario y sostuvo que los procesamientos ordenados en febrero de 2018 habían sido dispuestos luego de una "grotesca" y "deficiente investigación", por lo que le ordenó al juez Pablo Ormechea dictar una nueva resolución.

El hecho ocurrió en la mañana del 5 de febrero de 2014, cuando se produjo un incendio en el depósito de la firma Iron Mountain, ubicado en la calle Azara 1245, en Barracas, cuya propagación provocó que la estructura metálica de columnas que sostenía el techo, comenzara a ceder ante la alta temperatura y derrumbara la pared de la calle Jovellanos, que se encontraba empotrada.

A consecuencia del siniestro fallecieron el comisario inspector Leonardo Day, la subinspectora Anahí Garnica, los cabos Carlos Veliz, Eduardo Adrián Conesa y Maximiliano Martínez, el agente Juan Matías Monticelli, todos del Cuartel I de Bomberos de la Policía Federal; los bomberos voluntarios Sebastián Ezequiel Campos y Facundo Ricardo Ambrosi, del cuartel Vuelta de Rocha; y Pedro Esteban Barícola y José Méndez Araujo, de Defensa Civil.

Dejá tu comentario