Conurbano: Manzur sale a buscar 360 mil votos para revertir PASO

Política

El jefe de Gabinete tiene como uno de sus objetivos políticos dar vuelta la elección en provincia de Buenos Aires para descomprimir la tensión interna del Frente de Todos. Recibió a Insaurralde en Casa Rosada.

Juan Manzur tiene como objetivo dar vuelta, como mínimo achicar, la derrota del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires. La diferencia con Juntos por el Cambio en el principal distrito electoral del país, en la categoría diputados nacionales, fue de 360 mil votos. El jefe de Gabinete considera que el resultado es revertible, en especial a partir de la instalación de la pospandemia como en la agenda electoral y de la batería de anuncios económicos que incluyen desde la suba del salario mínimo, vital y móvil, la elevación del piso del impuesto a las ganancias, el eventual relanzamiento de un IFE de 15 mil pesos por beneficiario y ayudas sociales segmentadas para los barrios populares del conurbano bonaerense.

“¿Por dónde empezamos? Está claro: vamos a empezar por los más pobres y por las mujeres. Eso se está poniendo en marcha hoy”, explicó Manzur en Moreno donde, acompañado por Juan Zabaleta, presentó el plan Mi Pieza que entregará subsidios de entre 110 mil y 240 mil pesos a jefas de familia inscriptas en el registro nacional de barrios populares (ReNaBaP). Moreno, al igual que José C. Paz, donde el jefe de gabinete había estado un día antes con Alberto Fernández, Máximo Kirchner y Axel Kicillof, es otro de los municipios de la primera sección electoral donde el FdT se impuso a Juntos por el Cambio.

La estrategia de Manzur, y del Frente de Todos, apunta a fidelizar el voto propio de cara a las legislativas del 14 de noviembre y acortar la derrota en especial en la primera sección electoral donde la oposición se impuso por 134 mil votos, lo que representa casi el 40% del total de sufragios de ventaja que obtuvo Juntos por el Cambio a nivel provincial. Además, será determinante mejorar la performance en la tercera sección electoral, histórico bastión del peronismo donde la oposición acortó la ventaja en las urnas. En ese contexto se inscribe la visita de Manzur del miércoles a Matanza junto a Fernando Espinoza y a Eduardo “Wado” de Pedro. El jefe de gabinete tiene pasado matancero como Secretario de Salud de ese municipio en la intendencia de Alberto Balestrini.

“Estuvimos trabajando para acelerar los cambios referidos a la economía familiar y a los cuidados del bolsillo de los ciudadanos. Queremos que esos cambios se vean reflejados rápidamente en cada una de las familias de La Matanza. Escuchamos el mensaje de las urnas. Por eso definimos una nueva agenda de trabajo para corregir los errores y las cosas que no hicimos bien”, aseguró Espinoza luego de compartir el acto con Manzur. Ese mismo día, y ya de regreso en su despacho de la Rosada, el sucesor de Santiago Cafiero recibió a otro referente clave de la tercera sección, el lomense Martín Insaurralde que venía de sumir como jefe de gabinete de la provincia de Buenos Aires. Según se informó, el objetivo del encuentro fue “ordenar y planificar el trabajo conjunto entre el gobierno nacional y provincial con el objetivo de fortalecer las políticas de producción y creación de empleo”.

Esa es la agenda que instala Manzur en el conurbano bonaerense, ya con el anuncio de la pospandemia a partir de octubre con 100% de aforo para actividades económicas, industriales y comerciales. El funcionario desembarcó en Moreno junto al ministro de Desarrollo de la Comunidad de la Provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque; la intendenta local, Mariel Fernández; los candidatos a diputados nacionales, Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán, e Intendentes de la primera sección electoral. El encuentro se dio en el marco de la presentación de “Mi Pieza”, el nuevo programa nacional de asistencia económica para mejoramiento y ampliación de viviendas que estén registradas en el ReNaBaP.

Temas

Dejá tu comentario