Cuáles fueron las presiones del macrismo que denunció la jueza Figueroa

Política

Su testimonio motivó una denuncia penal para solicitar investigar lo que se denomina el "lawfare macrista" e involucran a Juan Bautista Mahiques, el actual Fiscal General de la Ciudad.

La jueza de la Cámara de Casación, Ana María Figueroa, quien había denunciado presiones de agentes judiciales del macrismo, finalmente dio precisiones ante la Justicia e informó que una de las personas que la amedrentaron fue Juan Bautista Mahiques, actual Fiscal General de la ciudad de Buenos Aires.

Figueroa había dejado entrever en declaraciones que varias personas solían visitarla para hablar de la causa del memorando de entendimiento con Irán y se esperaba que otorgara día, fecha y hora de esos encuentros.

En declaraciones radiales, la letrada afirmó que tuvo que soportar "presiones" durante los cuatro años en los que Mauricio Macri estuvo al frente de la Casa Rosada.

“Ya de entrada, desde el propio diciembre de 2015, cuando me vinieron a preguntar cuánto iba a demorar en sacar un fallo”, recordó en diálogo con la radio AM750.

La jueza aclaró que “eso no me había pasado nunca en el ejercicio de la jurisdicción en Casación”.

“Les dije que el Poder Judicial era independiente y que no entraran a mi despacho a hacerme ese tipo de preguntas”, agregó.

Desde ese momento, añadió la magistrada “no lo hicieron más personalmente a través del poder político, pero sí lo hacían con títulos de diario”.

Este testimonio (específicamente la grabación del programa de radio) fue incorporada a la causa y motivó que diputados y senadores del Frente de Todos presentaron una denuncia penal para solicitar investigar lo que se denomina el "lawfare macrista", en virtud de “amenazas coactivas agravadas por haber sido cometidas con el propósito de obtener alguna medida o concesión por parte de cualquier miembro de los poderes públicos”.

Según la denuncia, en la entrevista, la jueza con oficinas en los tribunales federales del barrio porteño de Retiro habría manifestado que "representantes del poder político de turno ingresaron a su despacho a preguntarle cuanto iba a demorar en sacar un fallo".

"Por supuesto, aquella visita no fue protocolar. Ante esa situación la jueza habría respondido que el Poder Judicial era independiente y que no vuelvan a ingresar nuevamente a su despacho", según se resumió en la denuncia.

La camarista "habría dicho que quien entró a su despacho era un funcionario del Ministerio de Justicia quien estaba por debajo del Ministro Garavano”, agregó la denuncia en relación al ex ministro de Justicia, Germán Garavano.

"Habría expresado, también, haber estado mencionada en el listado de jueces 'presionados', en el marco de una denuncia que se hizo ante la Corte Interamericana por ese tema", se agregó.

"Precisa el denunciante que la Dra. Figueroa refirió no tener tan presente en qué caso sucedió ello por la cantidad de causas que manejan desde la Cámara, pero que le 'parece' que fue por la causa que planteaba la inconstitucionalidad de Memorándum de Entendimiento con Irán", conluyó.

La denuncia señala por último que, "ante la consulta en la entrevista si la persona que fue a presionarla por el mentado fallo fue Juan Bautista Mahiques, respondió en forma evasiva que fue 'por suerte etapa superada'".

Posteriormente fue ampliada frente a nuevos testimonios de jueces y camaristas que alegaron haber sido presionados y hasta enjuiciados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario