Kirchner ahora se instala en Plaza de Mayo para defender a Cristina

Política

La noche del sábado, en una Plaza de Mayo ocupada por un puñado de ministros del gabinete e intendentes del conurbano convocados de urgencia desde Olivos, Néstor Kirchner ordenó una masiva movilización del aparato peronista para el miércoles frente a la Casa Rosada.

«El miércoles los quiero a todos acá de nuevo. Nos movilizamos con todo.» La orden se repitió anoche entre los principales caciques piqueteros, sindicales y del peronismo bonaerense. El ex presidente olvidó la batalla campal entre camioneros y gremialistas de la UOCRA el día de su debut al frente del PJ en la cancha de Almagro y se mostró dispuesto a instalarse en la histórica plaza con tal de reafirmar la teoría del golpe agrario contra el gobierno de su esposa Cristina de Kirchner.

El oficialismo imagina para este miércoles uno de los peores escenarios de la protesta agraria. Al paro en la comercialización de granos se sumará en los principales bastiones rurales de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos una jornada de movilización nacional convocada por Luciano Miguens (Sociedad Rural), Eduardo Buzzi (Federación Agraria), Mario Llambías (Confederaciones Rurales) y Fernando Gioino ( Coninagro) y una huelga en los comercios vinculados al agro que dejará al país semiparalizado.

Como ex presidente, Kirchner comenzó a sostener el gobierno de su esposa desde Puerto Madero, luego probó en la quinta de Olivos, en mayo desembarcó en la sede del PJ en el barrio de Once y el sábado el jefe del peronismo estrenó la lucha cuerpo a cuerpo en la Plaza, al aire libre. Hasta allí arrastró no sólo a intendentes como Hugo Curto (Tres de Febrero) y Julio Pereyra ( Florencio Varela y Federación Argentina de Municipios), sino también al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; al del Interior, Florencio Randazzo; al de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández; a la de Defensa, Nilda Garré, y la de Acción Social, Alicia Kirchner.

  • Mezcla

    El miércoles a las 16 la escena se repetirá, pero con una delicada mezcla de sindicatos enfrentados, como los camioneros de Hugo Moyano y los obreros de la construcción de Gerardo Martínez, piqueteros anti-CGT y punteros del conurbano bonaerense, todos en defensa de la democracia y del sistema republicano. Ayer, pese a los festejos del Día del Padre y al feriado de hoy, los intendentes bonaerenses realizaron frenéticas gestiones para asegurarle al matrimonio Kirchner una Plaza de Mayo colmada.

    «Va a ser un acto en defensa de la democracia. Va a estar encabezado por el PJ, pero no va a ser un acto del peronismo», explicó a este diario Curto, uno de los líderes del colectivo de intendentes kirchneristas del conurbano. Se levanta así la veda que el mismo ex presidente les había impuesto a Moyano y a Martínez tras los violentos enfrentamientos entre camioneros y UOCRA en su debut como titular del Consejo Nacional Justicialista. El poder de fuego en la calle se convirtió ahora en una prioridad para el matrimonio presidencial.


  • Orden

    Kirchner estará en la Plaza el miércoles como orador central del acto junto a otros referentes kirchneristas. «La orden es movilizar con todo», explicaron desde la agrupación Militancia Social que comanda Ariel Pasini y quien integra el frente de organizaciones kirchneristas más leales a la Casa Rosada junto a la Federación Tierra y Vivienda de Luis D'Elía, el Frente Transversal de Edgardo Depetri y el Movimiento Evita de Emilio Pérsico.

    Ese día Kirchner recordaráel bombardeo de 1955 a Plaza de Mayo y volverá a agitar el fantasma del golpe de Estado para desacreditar el reclamo de las entidades rurales contra las retenciones móviles. Hasta ayer no estaba descartado que la presidente Cristina de Kirchner se subiera al escenario que comenzará a ser montado entre hoy y mañana frente a la Casa Rosada. Pero lo cierto es que la primera plana del gabinete nacional acompañará la movilización. Al acto adhirieron también los jefes comunales Mario Ishii (José C. Paz), Raúl Otacehé ( Merlo), Jesús Cariglino ( Malvinas Argentinas), Baldomero Alvarez de Olivera ( Avellaneda), Darío Díaz Pérez (Lanús), Aníbal Regueiro (Presidente Perón) y Alejandro Granados (Ezeiza).
  • Dejá tu comentario