Kirchner regresó a Buenos Aires acompañado por su médico personal

Política

El presidente Néstor Kirchner regresó hoy a la Capital Federal a bordo del avión Tango 01, tras 10 días de descanso en las ciudades santacruceñas de Río Gallegos y El Calafate, y desde el Gobierno se volvió a asegurar que el jefe de Estado se encuentra bien de salud.
   
Kirchner realizó su vuelo de regreso a Buenos Aires acompañado sólo por su médico personal, Luis Buonomo, quien también secundó al mandatario rumbo a la residencia de Olivos.
  
El jefe de Estado fue recibido en el sector militar del aeroparque Jorge Newbery por el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, quien a su vez se reintegró por la mañana a su trabajo tras unas breves vacaciones que hizo coincidir con la fiesta de Año Nuevo.
  
Tras descender a las 15.30 del vuelo que lo trasladó desde El Calafate, Kirchner -vestido de traje oscuro- abordó el helicóptero presidencial y partió hacia la residencia de Olivos acompañado por Buonomo Parrilli, para organizar la agenda de trabajo de los próximo días.
  
Visiblemente descansado y con un rostro distendido, Kirchner partió hacia la quinta presidencial en momentos en que se registraban más 40 grados de sensación térmica en la pista del aeroparque.
   
Los temas en carpeta que recibieron al Presidente son de lo más variados: tratamiento de la reforma al Consejo de la Magistratura en el Congreso, los acuerdo de precios y la agenda de sus próximos viajes al exterior.
    
Tras una ausencia de 10 días, el retorno de Kirchner generó una marcada expectativa en la prensa, entre quienes se movilizaron varios reporteros gráficos para registrar el regreso del primer mandatario, quien llegó solo a pesar de cierta expectativa sobre la posible vuelta de la senadora Cristina Fernández.
  
La primera dama, según trascendió, se quedó en la villa turística de El Calafate junto a su hija Florencia, aprovechando el descanso que le permite el receso legislativo, a pesar de estar en pleno período de sesiones extraordinarias.
  
El descenso del médico Buonomo portando dos maletines no pasó inadvertido tras las versiones sobre presuntos problemas de salud de Kirchner, que fueron desmentidas enfáticamente por el ministro del Interior, Aníbal Fernández.
  
El funcionario, en el día de su cumpleaños, dijo desde Villa Gesell que quienes difundieron los rumores sobre la salud del Presidente buscan "generar zozobra o preocupación".
  
"El Presidente está como cualquiera de los argentinos, tomándose un mínimo descanso", afirmó.
  
No sólo se dijo que Kirchner estaría enfermo, sino que se especuló con un supuesto viaje a los Estados Unidos para tratarse de su afección en el colon.
  
Esas versiones dieron lugar a declaraciones de Buonomo, quien desde Santa Cruz aclaró que Kirchner "está fantástico" y "muy tranquilo" y aseguró que todo lo que se estaba diciendo a través de los medios "es un disparate".
  
Kirchner había reanudado su actividad el pasado sábado en la capital santacruceña, al participar en la ceremonia de puesta en funciones de monseñor Juan Carlos Romanín, como titular de la diócesis de Río Gallegos.
  
El pasado 29 de diciembre había viajado a la provincia sureña para pasar el Fin de Año junto a su esposa y sus hijos Florencia y Máximo.

Dejá tu comentario