Kirchner en Rosario: "No hay que caer en las provocaciones"

Política

El presidente Néstor Kirchner mantuvo hoy la postura de no hablar del candidato a jefe de Gobierno porteño por PRO, Mauricio Macri, al encabezar en Rosario la ceremonia central del Día de la Bandera.

Tampoco hizo mención al candidato kirchnerista, Daniel Filmus, ni a Hugo Cóccaro, quien peleará la gobernación de Tierra del Fuego en el ballottage provincial.

Kirchner aseguró que la Argentina "tiene muchísimas posibilidades de seguir creciendo" y planteó que en la "dura lucha" para su recuperación se debe "poner toda la grandeza, toda la fuerza y toda la solidaridad" y "no caer en las provocaciones".

Así lo afirmó al encabezar este mediodía en Rosario la ceremonia central del Día de la Bandera y los festejos por el cincuentenario de la inauguración del Monumento Nacional a la Bandera.

Allí, el mandatario mencionó a Manuel Belgrano, a José de San Martín y a Mariano Moreno como "verdaderos inspiradores" en la construcción de una "Argentina estratégica".

El Presidente destacó también el trabajo "codo a codo" realizado con el gobernador santafesino, Jorge Obeid, y el intendente rosarino, el socialista Miguel Lifschitz, "sin parcelas partidarias" y "dando un ejemplo de responsabilidad democrática".

"Dimos un ejemplo de responsabilidad democrática y de no egoísmo", dijo Kirchner durante el acto.

El jefe de Estado indicó que el trabajo desarrollado entre los gobiernos nacional, provincial y la intendencia rosarina "es un claro ejemplo de responsabilidad democrática" puesto que se ejecutó "sin tener en cuenta parcelas partidarias".

El "único objetivo" de ese trabajo conjunto fue "recuperar la potencialidad de Rosario", dijo Kirchner durante el acto en el que estuvo acompañado por su esposa, la senadora Cristina Fernández.

El mandatario remarcó que entre las obras conjuntas iniciadas en Rosario se encuentran el último tramo del plan circunvalar y "la hidrovía que permitriá potenciar todos los puertos de la provincia" como "generadores de trabajo y crecimiento económico".

Kirchner calificó como un "honor" haber conocido al socialista Lifschitz a través de Obeid, al que definió como "un amigo", y con quienes trabajó "pensando en la Patria, Rosario y la provincia de Santa Fe (...) sin aplicar el clientelismo, ni eso de quién se lleva esta voluntad para acá o para allá".

Dejá tu comentario