La FAA se mostró con la oposición y criticó fuerte al Gobierno

Política

La cúpula de la Federación Agraria Argentina (FAA) se reunió con los principales referentes de la oposición en el Senado, junto a quienes reclamó medidas urgentes para el campo y que la presidenta Cristina Kirchner "se abra al diálogo".

El encuentro se llevó a cabo en el Salón Illía de la Cámara Alta, un día antes de que la dirigencia agraria se reúna para definir nuevas medidas de protesta contra la política oficial hacia el sector.

La reunión estuvo presidida por los senadores Gerardo Morales (radicalismo), Rubén Giustiniani (socialismo) y Samuel Cabanchick, quienes junto a otros legisladores de esas fuerzas recibieron a una nutrida delegación de la FAA, encabezada por Eduardo Buzzi.

Esos bloques de la oposición reiteraron el pedido al Gobierno para que habilite en febrero un período de sesiones extraordinarios, y denunciaron que el kirchnerismo tiene la intención de "vaciar el debate político, que el Congreso no sea el ámbito donde se discuta, y que los partidos nos ocupemos sólo de las campañas electorales".

Morales criticó que el Gobierno "ponga en manos de (el secretario de Comercio Interior, Guillermo) Moreno la ayuda a los productores, quienes serán rehenes de recursos que son de todos".

Durante el encuentro, tanto los legisladores como la FAA cuestionaron duramente la reciente medida de quitarle a esa entidad la emisión de las cartas de porte, requeridas para el transporte de granos, que le representaban un ingreso de unos 8 millones de pesos anuales.

Sostuvieron que se trató de una medida destinada a "castigar" a la FAA por su posición crítica al Gobierno, pero desde esta entidad se aseguró: "vivimos 90 años sin cartas de porte, y podremos vivir 90 años más".

Sobre la medida de fuerza que adoptaría mañana la Mesa de Enlace, Buzzi dijo que el campo debe recurrir a ese tipo de recursos porque no encuentra interlocutores en el Gobierno.

"Ojalá tuviéramos un lugar para discutir. No tendríamos que levantar escenarios y tribunas para hacernos escuchar", puntualizó Buzzi.

Al respecto puso como ejemplo que la ministra de Producción "no recibió ni una sola vez al campo", desde que asumió en noviembre pasado, algo que hacía "dos veces por semana" cuando integraba el gobierno bonaerense en la actual gestión de Daniel Scioli.

En cambio, hizo una defensa del ex jefe de Gabinete Alberto Fernández, de quien dijo que "intentó crear mesas para discutir con sensatez, pero eso se clausuró".

Por su parte, el diputado vinculado con Margarita Stolbizer Francisco Ferro advirtió que "si no se fijan ahora reglas claras, la próxima cosecha de trigo no alcanzará ni para el consumo interno", y estimó que dentro de un par de años "habrá que importar carne" para satisfacer la demanda interna.

El legislador sostuvo que si no se toman rápidas medidas para fomentar la producción, especialmente en rubros como el trigo, carne y lácteos, "será inevitable un encarecimiento de los alimentos".

Los legisladores de esos bloques opositores redoblarán la apuesta la semana próxima, al programar una audiencia pública que se realizará el miércoles 18, y a la que fueron convocadas numerosas entidades del agro, tanto de nivel nacional como provinciales.

Dejá tu comentario