La Iglesia advirtió sobre "las falsas idolatrías y las oscuridades existenciales" en el país

Política

El cardenal primado de Argentina, Jorge Bergoglio, exhortó a rescatar la Navidad, a la que consideró "secuestrada", y volvió a condenar el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo.

"Nos han secuestrado la Navidad y hay que rescatarla", dijo el arzobispo de Buenos Aires en la tradicional misa de gallo en la catedral metropolitana, al criticar que prime el sentido comercial por sobre el religioso.

Insistió en que "parece que la Navidad es correr detrás de las lucecitas, colmar los shopping abiertos hasta las cuatro de la mañana, todos apurados, y con la cabeza en mil cosas. Después cuando reposamos un poco, ya se nos pasó".

Bergoglio dijo que "el pueblo siempre tuvo la tentación de caer en idolatría. La historia no cambia, hoy nos pasa lo mismo. Tenemos oscuridades en el corazón, oscuridades en la familia, en la ciudad, en el país, en el mundo. Oscuridades existenciales que las queremos solucionar con más oscuridades".

Además, exhortó a los argentinos a no dejarse "engañar por los ídolos que no nos pueden prometer absolutamente nada".

El prelado aludió elípticamente al aborto y al matrimonio entre personas del mismo sexo, temas que desvelan al máximo representante en Argentina de la Iglesia Católica, credo mayoritario en el país sudamericano.

"Acaso una madre se puede olvidar del hijo que lleva en sus entrañas. Aunque una madre se olvidará, yo no me voy a olvidar de vos", citó al profeta Isaías en alusión al aborto, penalizado en Argentina.

Pidió además a los argentinos que se dejen "querer por ese amor tan tierno, tan de madre y de padre con el cual Dios se manifiesta", en repudio al matrimonio homosexual.

Una boda civil entre gays que iba a celebrarse el 1 de diciembre en Buenos Aires y que hubiera sido la primera en América latina, se frustró finalmente en medio de una controversia judicial.

La suspensión tuvo lugar luego de que Bergoglio retara públicamente al alcalde porteño, el derechista Mauricio Macri, por desistir de apelar un fallo que autorizaba ese casamiento.

Dejá tu comentario