La UCR, el Socialismo y el GEN unen fuerzas de cara a 2011

Política

Cada vez más lejos de Elisa Carrió, la UCR, el Partido Socialista y el GEN sellaron un pacto para trabajar juntos en la construcción de un "programa progresista para gobernar el país en 2011", en el marco de una nueva alianza que dejó pendiendo de un hilo al debilitado Acuerdo Cívico y Social.

El radical Ernesto Sanz, el socialista Rubén Giustiniani y la diputada nacional Margarita Stolbizer ratificaron el acuerdo político al cerrar del encuentro nacional del GEN en Mar del Plata, adonde también se acercó la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos.

"Convocamos desde la humildad a la unidad para la discusión de los programas y no para repartir los espacios en la lista electoral", enfatizó Stolbizer en el discurso final de la jornada.

Momentos antes, el titular de la UCR comprometió a su espacio a debatir políticas de cara a 2011, tras admitir que "con el radicalismo sólo no alcanza para armar un proyecto progresista".

"No basta solamente con la UCR. Si hay un radical que crea que con el radicalismo solo alcanza para conformar un proyecto progresista se equivoca, por eso estoy acá hoy", subrayó Sanz, al cosechar los máximos aplausos de la tarde.

En el gimnasio del club Quilmes marplatense, entre bombos y banderas del radicalismo y argentinas, el senador por Mendoza reconoció que su partido "seguramente tenga muchas cosas que ceder, que explicar y que conceder" en el marco de ese armado, pero subrayó que "también tiene para aportar 120 años de defender los casos justos".

A la vez, aseguró que "el progresismo puede gobernar", y puso como ejemplo la gestión provincial de Hermes Binner: "Es un lujo caminar por Santa Fe".

Sin nombrarla, el legislador cuestionó a Carrió por no asistir ni permitir que referentes de la Coalición Cívica participaran de la reunión, al asegurar que "los que dicen que hay que construir políticas progresistas deben responder con actitudes".

"Aquí, respondiendo a esta convocatoria del GEN es que estamos respondiendo con actitudes, porque es la sociedad la que nos está marcando, para ver si podemos juntarnos", señaló Sanz, al hacer referencia también el diputado de Proyecto Sur, Fernando "Pino" Solanas, que canceló su participación a último momento.

En ese marco, el líder radical reclamó "reglas claras para la entrada, el camino y la elección de candidaturas" dentro del sector que conformará junto a Stolbizer y el PS, entre otros espacios provinciales.

En la misma línea, Giustiniani subrayó que "la Argentina necesita un gobierno progresista de verdad".

"Hoy tenemos que ponernos de acuerdo en un armado para gobernar la Argentina, y lo primero es escribir el programa de gobierno y firmarlo", resaltó el senador por Santa Fe, y se mostró confiado en que "es posible cerrar una alianza progresista en el país".

Antes de subir al escenario, Stolbizer, Sanz y Giustiniani compartieron un almuerzo en el club Quilmes, y en ese marco hablaron de los lineamiento del futuro programa de gobierno: "Educación superior para todos, democracia sindical, reforma tributaria y mejora en las jubilaciones", entre otros puntos.

En tanto, evitaron hablar de una ruptura "definitiva" del Acuerdo Cívico y Social, aunque no disimularon su descontento con Elisa Carrió.

"La fuerza de Hermes Binner en Santa Fe, la nuestra en Buenos Aires y la de Pino Solanas en la Ciudad es un potencial que no se puede desaprovechar", subrayó Stolbizer en declaraciones a la prensa antes de que comenzara el encuentro y se confirmara la ausencia del líder de Proyecto Sur.

En una de las mesas de debate, Fabiana Ríos coincidió en la necesidad de "construir un proyecto progresista", y en ese sentido afirmó: "Es lo que la Argentina necesita".

"Yo siempre he dicho que soy del progresismo nacional. Yo no le escapo a los espacios de debate, pero lo que suceda con el armado es algo que escapa de mis manos", aclaró la mandataria fueguina.

Por su parte, la ex ministra de Salud, Graciela Ocaña, celebró el encuentro, y resaltó la importancia de "unir voluntades" dentro de la política nacional.

"Hay que unir voluntades, porque muchas veces se discute como vedettes, en vez de discutir como dirigentes políticos. Me alegra haberme encontrado con muchos amigos y compañeros", afirmó Ocaña, en disertar en una mesa junto a la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos.

Del cónclave también participó el senador por la Ciudad de Buenos Aires, Samuel Cabanchik, que agregó: "Es casi una obligación imaginar nuevos espacios en la Argentina".

Dejá tu comentario