Larreta sigue apertura a pesar de casos altos. Ahora, construcción

Política

El Gobierno porteño está dispuesto a sumar permisos para que esta semana puedan reactivarse las edificaciones de más de 5 mil m2. Ministro de Salud advirtió sobre epidemia.

Para la Ciudad, pasó el peor momento. Lo dijo ayer el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, pero aclaró que de ninguna manera “tenemos que relajarnos”. Con esa situación “estable” como la definen los especialistas que asesoran a Horacio Rodríguez Larreta, el jefe porteño avanzará otro casillero en su plan de llegar a una “nueva normalidad”. Ayer, inclusive, el gobernador bonaerense Axel Kicillof, consideró un “error” las aperturas ante una “situación frágil” en su territorio y volvió a apuntar a la Ciudad.

Ayer comenzó el funcionamiento, formal, de los locales de comida con mesas al aire libre o bien en patios o terrazas. Hoy habrá una reunión clave para acordar la habilitación de obras en construcción.

El encuentro fue convocado por José Luis Giusti, el ministro porteño de Desarrollo Económico y tiene previsto que participen, el legislador porteño Claudio Romero (PRO), titular de la Comisión de Presupuesto de la Legislatura, representantes de la Cámara de la Construcción, desarrolladores inmobiliarios, representantes del Colegio de Arquitectos y, entre otros, también está invitado el sindicalista Gerardo Martínez.

Dentro del temario de la reunión se intercambiarán detalles de cómo van a habilitarse obras de más de 5 mil metros cuadrados que finalicen en 90 días y también se acordarán los protocolos para el funcionamiento de una de las principales actividades económicas de la Ciudad de Buenos Aires. En principio se le recordará al sector que el traslado a los lugares de trabajo no puede hacerse con transporte público, de modo que tendrán que facilitar el viaje de los obreros.

Otro de los puntos que el Gobierno porteño explicará allí será la ley que se sancionó la semana pasada y otorga incentivos y diferimientos de pagos en tasas que deben abonarse para el desarrollo de las edificaciones. La norma, que aprobó la Legislatura porteña, señala tres categorías de obras, pequeñas (hasta 2500 m2), medianas y grandes.

Hasta ahora, la Ciudad habilitó las obras de demoliciones y excavaciones, con un protocolo que se aprobó en junio pasado y que contiene una lista extensa de recomendaciones para que las constructoras trabajen de 10 a 17, y entre otras medidas señala que “en caso de utilizar vehículos para transporte de personal mantendrá una separación entre plazas de 1,5 metros”.

Como sea, ayer el Quirós , en su informe habitual sobre la situación sanitaria, dijo que pasó “el peor momento”, señalando que “fue a comienzos de agosto”. Sin embargo el funcionario advirtió que “los datos, tal como los describimos, no connotan que uno deba relajarse; al contrario, como siempre decimos, la curva está estable, con un aumento en la primera semana de agosto. Esa es nuestra curva, ahora ¿eso quiere decir que tenemos que relajarnos, que hemos terminado con el problema, eso quiere decir que este virus no genera daños?. Nunca dijimos eso y no lo vamos a decir porque no es cierto”.

“Tenemos que seguir cuidándonos, no sólo por nosotros sino por las personas que queremos, que nos rodean y por el conjunto de la sociedad en la que decidimos vivir”, recordó el ministro.

Al mismo tiempo, alivió las tensiones con el Gobierno nacional sosteniendo que en cuanto a la tasa de letalidad “la Argentina está muy bien en esa parte y eso en buena parte es gracias al trabajo del Ministerio de Salud de la Nación en coordinación con todas las jurisdicciones”.

En otro sentido, Giusti agregó ayer que los bares y restaurantes también pueden atender en terrazas o patios respetando protocolos y el riguroso distanciamiento. Ya hay unos 1.800 locales habilitados, que son los que contaban con permisos para atender en las veredas, mientras que 231 se anotaron para obtener la habilitación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario