Lavagna piensa en una mujer para la fórmula

Política

Roberto Lavagna no quiere destapar su próxima jugada, pero al ex ministro de Economía lo seduce la posibilidad de sumar a una mujer del radicalismo como su compañera de fórmula en las elecciones presidenciales de octubre: Margarita Stolbizer.

Aunque la dirigente bonaerense se opone a un acuerdo de su partido con el ex funcionario de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, al fundador de Ecolatina le entusiasma no sólo su condición femenina sino también 11% de los votos que Stolbizer cosechó en 2003 en la provincia cuando se postuló a gobernadora.

La información fue confirmada por dirigentes de la UCR de diálogo fluido con el ex ministro, quienes destacaron el hecho de que la secretaria general de la UCR «resiste cualquier archivo». Sale impoluta, dicen, del período de violencia política de los 70, y además desde el regreso de la democracia se mantuvo distante de las líneas más cuestionadas de su partido, como el alfonsinismo.

  • Imperioso

    Teniendo en cuenta la férrea oposición de Stolbizer a un acuerdo de su partido con Lavagna, el ex presidente Raúl Alfonsín decidió entrar en escena para intentar moderar la posición de la ex diputada y ya habría pedido una reunión secreta con ella. Si Cristina Fernández de Kirchner se presenta como candidata a presidente del oficialismo, en el lavagnismo se volverá imperiosa la necesidad de contar con una figura femenina que acompañe al ex ministro en la fórmula. Y el poder territorial de Stolbizer en la provincia de Buenos Aires, que se apoya en unos 21 intendentes que le responden, la vuelven la candidata más atractiva.

    Ayer, la plana mayor de la UCR desembarcó en el búnker de Lavagna para aclararle los términos de su alianza política: la única forma de que el centenario partido apoye orgánicamente en la próxima convención del 23 y 24 de marzo la candidatura del ex ministro es que el binomio presidencial se complete con un o una vice radical.

    Fiel a su estilo hermético e intransigente, el ex funcionario de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner les había dicho a sus socios de la UCR que sólo él podría definir quién lo acompañaría en la fórmula presidencial. En el radicalismo existe un generalizado consenso en torno a la figura del senador Ernesto Sanz como acompañante del economista en la boleta para las elecciones de octubre, pero prefirieron estirar esa definición para la fecha de la convención que sesionará en la Capital Federal o en la provincia de Buenos Aires ya que confían en poder convencer a Stolbizer de sumarse al proyecto lavagnista. Pero la jefa radical impulsa la conformación de una fórmula radical pura o el armado de un frente con el ARI de Elisa Carrió y con sectores sindicales ligados a la CTA.

    Sanz participó de la reunión de ayer en la oficina que Lavagna tiene en la calle Cerrito, casi avenida Córdoba.
    También estuvieron el presidente del Comité UCR, Gerardo Morales, el titular de la convención nacional, Adolfo Stubrin, y el jefe del bloque de diputados, Fernando Chironi. Ocurre que los tiempos de Lavagna no coinciden con la agenda radical. Los caciques de la UCR necesitan llegar a la convención con el visto bueno del ex ministro sobre el nombre de su compañero de fórmula, para poder imprimirle legitimidad y fuerza a la designación que allí efectúen.

    Ayer también se acordó que hoy se realizará la primera reunión de equipos técnicos del lavagnismo y la UCR. Una veintena de dirigentes de ambos bandos -entre los que estarán los radicales Ricardo Gil Lavedra y Aldo Neri- coordinados por Stubrin y por el asesorlavagnista Alejandro Rodríguez, comenzarán a redactar un futuro programa de gobierno.

    También se definió una agenda de visitas al interior del país que comenzará con Salta, Tucumán y La Pampa.

    Más allá de sus contactos telefónicos cotidianos, Lavagna y Morales se habían visto por última vez hace exactamente una semana, en un encuentro del que participaron, además de referentes de ambos sectores, representantes de partidos provinciales. Allí se volvió a descartar un acercamiento con el PRO de Mauricio Macri.
  • Dejá tu comentario