La renuncia de Martín Guzmán: los pronósticos de la city

Política

El economista decidió renunciar a su cargo a días de viajar a Francia para la renegociar la deuda con el Club de París. Las especulaciones y proyecciones sobre el futuro financiero abundan entre los especialistas. 

El ministro de Economía, Martín Guzmán, presentó este sábado su renuncia a su cargo mediante una carta dirigida al presidente Alberto Fernández. Desde la city comenzaron a pronosticar qué ocurrirá y qué hacer con los ahorros en pesos y dólares.

Guzmán en la CGT (2).jpeg
Martín Guzmán.

Martín Guzmán.

La renuncia de Martín Guzmán: los pronósticos de la city

Tras la renuncia de Martín Guzmán, economistas y operadores lanzaron su visión de lo que será la economía desde la semana que viene.

"La comunicación oficial dirá que el Presidente está sorprendido, enojado, que no esperaba esto ahora de su Ministro, etc. Ahora bien, los que no tendríamos que sorprendernos somos nosotros. A un gobierno sin PLAN A, no le podemos pedir PLAN B", sostuvo el economista Luis Secco.

Fernando Marull, director de la consultora de FMyA, dijo que la renuncia de Guzmán tiene que ver con la presión de Cristina y que significa otro retroceso por parte de Alberto Fernández. "Para adelante -agregó- hay dos caminos posibles. Si el sucesor es más bien pro mercado, es factible que los mercados (dólar y bonos) no reaccionen tan duro. Si lo que viene es un ministro vinculado al Instituto Patria, el escenario es mucho peor".

Miguel Kiguel, director de Econviews, interpreta que el ciclo de Guzmán "ya estaba agotado" por los malos resultados de su gestión. "Deja a todos enojados y termina con alta inflación, brecha cada vez más grande, sin reservas y con un déficit sin control". Por otro lado, el economista también cuestiona el rol de Guzmán en la reestructuración de la deuda. "Su estilo es muy difícil y la gran pregunta es quién viene, porque nadie quiere administrar una situación como la actual", finalizó.

Para Jorge Vasconcelos, investigador jefe de Ieral, a la crisis política en el gobierno se sumó el hecho que las metas con el FMI "se estaban cumpliendo con fórceps". Según el economista, "un cálculo que habíamos hecho era que para no alejarse demasiado de la meta fiscal, tenían que desacelerar gasto primario de 88% interanual en mayo a 60% interanual a partir de julio. Era imposible seguir con la política que traían".

El análisis de la gestión de Guzmán de Ieral, focalizado en las metas económicas, muestra que el ministro tenía poco margen de maniobra aún si no hubiera tenido que capear la tormenta política que representó el crescendo de cuestionamientos de la Vicepresidenta.

"Para bajar el gasto público, Guzmán debía ajustar las jubilaciones. El reseteo del programa con el FMI, que se filtró en un documento del staff señalaba que, frente al incumplimiento del ajuste de los subsidios, el gobierno tendría que ajustar 0,4 puntos del PIB en jubilaciones y otros 0,4 puntos en obras pública", agregó Vasconcelos.

Hacia adelante, el economista especuló que es probable que la nueva conducción económica busque captar dólares del campo a través de una mayor devaluación del peso y cambios en las políticas de retenciones. "Hay 30 millones de toneladas de soja de la ultima campaña sin vender", señaló.

https://twitter.com/DianaMondino/status/1543339276728950788
https://twitter.com/ivancarrino/status/1543343376979877889
https://twitter.com/cbuteler/status/1543344458917445636
https://twitter.com/jlespert/status/1543338207256920064

Para Martín Vauthier, de la consultora Anker, "para revertir expectativas, más que un cambio de nombres, hace falta un programa económico que sea sólido, particularmente en lo fiscal, que sea creíble para el mercado y esté respaldado por la política. Esa es la condición necesaria para empezar a estabilizar la macroeconomía".

Fernando Marengo, de Arriazu Macroanalistas, sostuvo que la renuncia obedece a la crisis de financiamiento y en parte a la falta de respaldo dentro de la coalición. En definitiva, "es una crisis de confianza", dijo. "Creo que entendió que no tiene nada más para aportar y que no puede revertir la situación actual ni tampoco la cuestión fiscal", añadió.

"El Gobierno debe nombrar a alguien mañana, unificar el ministerio de economía y nombrar un ministro con fuerza propia que pueda quedar al margen de las peleas políticas", opinó el economista Fausto Spotorno.

El economista Ricardo Delgado, de la consultora Analytica, señaló que el primer punto a resolver por el ministro que suceda a Martín Guzmán será lograr un ordenamiento interno de la coalición de gobierno. “Porque nada va a cambiar si quien asuma no logra previamente juntar todas las piezas y retazos. Despúes, quien venga tendrá que montarse sobre el acuerdo con el FMI y dar una señal novedosa, una herramienta más creativa para revertir las expectativas.”

Según el analista, "el próximo semestre es muy complejo y si no se cumple con el acuerdo o se defaultea, la situación política y económica será peor porque hay que tomar medidas ya”, señaló. "No hay márgenes en el mercado de pesos y de dólares para hacer cambios radicalizados".

A su turno, Gabriel Camaño, de la consultora Ledesma, opinó que la salida del ministro “no es un dato positivo”, debido a la interna que está clara dentro del Gobierno y que ya deja ver quién la va ganando. Ahora, según el analista, “aunque venga alguien más racional, hay que ver que acordó con el kirchnerismo. Creo que si es alguien racional, el mercado va a esperar a ver qué dice. Según el economista, “si viene alguien del riñón del kirchnerismo el impacto va a ser negativo”.

Dejá tu comentario