Mejoría a villas, eje del plan

Política

La Policía del conurbano que León Arslanian pondrá en marcha para atacar al delito en esa zona de la provincia contará, en la primera etapa, con 2.000 efectivos que responderán a un mando autónomo del resto de las policías y contará con presupuesto propio.

La intervención de ese grupo de elite -que surgirá de una academia exclusiva-se coordinará con las fuerzas federales. Contará, además, con equipamiento aportado por las Fuerzas Armadas y será la punta de lanza de los operativos de recuperación de las villas de emergencia.

• Dos planos

«El incremento del crimen en el conurbano bonaerense y la insuficiencia de recursos policiales para contenerlo señala la conveniencia de crear una nueva policía independiente de las existentes para la prevención en dicha área», dijo ayer Arslanian.

Será un proceso en dos planos:esa policía se abocará a la prevención y represión del delito -especialmente en el primer cordón del conurbano-; luego se le acoplarán otros equipos para
desarrollar el plan de «urbanización» de las denominadas «áreas sensibles».

• Relanzamiento

Ese modelo, gestado por el secretario de Seguridad Interior, Norberto Quantín, se está instrumentando en tres villas del Gran Buenos Aires, donde, según los registros oficiales, se produjo un « abrupto» descenso de los índices delictivos.

Arslanian, que había promovido ese esquema anteriormente, anunció su relanzamiento. Incluye planes de infraestructura básica que abarcan la apertura de calles, la instalación de iluminación, la provisión de servicios sanitarios y «la vigilancia efectiva».

Esa tarea quedará en manos del Grupo de Respuesta Múltiple, que integran el gabinete social bonaerense -Salud, Acción Social, Educación-junto al Ministerio de Seguridad. Servirá, dijo el funcionario, para detectar
«situaciones de extrema conflictividad social».

«Tenemos una mirada sobre el problema de la inseguridad que no se desentiende de la conflictividad social», dijo Arslanian y agregó: «La existencia de villas de emergencia en todo el conurbano impide una resolución sencilla. Sólo políticas productivas de crecimiento pueden aportar una solución».

Dejá tu comentario