Ministerio Público: Soria anunció modificaciones en Diputados y buscan aliados para destrabar ley

Política

El funcionario nacional lanzó una serie de cambios sobre el tribunal de enjuiciamiento que aún no convence a los usuales acompañantes del oficialismo en la Cámara baja. Macrismo no participó del plenario de comisiones. También se mejorarían los concursos.

El ministro de Justicia, Martín Soria, anunció ayer en Diputados una serie de cambios a la ley que modifica el Ministerio Público, aprobada el año pasado por el Senado, y ya busca aliados usuales para avanzar con la iniciativa, en medio de la guerra que mantiene el kirchnerismo con el procurador interino -jefe de fiscales-, Eduardo Casal, y magistrados involucrados en causas contra dirigentes del Frente de Todos.

Durante una exposición virtual en un plenario de las comisiones de Justicia; y de Asuntos Constitucionales de la Cámara baja, Soria ratificó la “profunda crisis de legitimidad” en el Ministerio Público debido al interinato de Casal, al que calificó de ser el “más largo de la historia de la que se tenga registro”.

De manera llamativa, el funcionario y legisladores kirchneristas evitaron nombrar al candidato a procurador y actual magistrado federal, Daniel Rafecas, y sólo se limitaron a debatir sobre el proyecto en cuestión.

Cuando el Senado comenzó a avanzar con la ley por ahora frenada en Diputados, el postulante del Gobierno dejó claro que no aceptaría una modificación de la mayoría necesaria para aprobar su pliego -pasaría de dos tercios a mayoría absoluta de la Cámara alta-, pero desde el Frente de Todos se remarcó de manera constante que la misma nació de ideas y textos opositores, como el del radical Martín Lousteau.

Tras el ramillete de críticas a Casal, Soria detalló las modificaciones que propondrán para destrabar la ley. Por un lado, se retocará la polémica propuesta del kirchnerismo en el Senado para la composición del tribunal de enjuiciamiento de fiscales.

Según señaló ayer el ministro, la nueva idea es que se integre por un representante del Ejecutivo, dos integrantes de la bicameral de seguimiento del Ministerio Público -uno del oficialismo y otro de la oposición-, un delegado del Consejo Universitario, un abogado según la competencia que corresponda, y dos fiscales elegidos por sorteo entre todos los integrantes del Ministerio Público, que deberán respetar la cuestión de género. “Será mucho más federal”, resaltó Soria, pese a las quejas del exradical y actual cristinista Leopoldo Moreau por la pérdida del peso político en dicho cuerpo.

El funcionario también mencionó las “mayorías livianas de la ley del Senado para remover fiscales”, y por ello sugirió que las multas o apercibimientos necesiten una mayoría absoluta y, para remover a un fiscal, los dos tercios del tribunal. Este punto aún no convence, ni siquiera, a los aliados usuales del Gobierno, como José Luis Ramón o los renovadores misioneros, que participaron del plenario de comisiones y comenzaron a dar algunas señales de acercamiento.

Por otra parte, Soria informó que para “mejorar la composición del jurado y los concursos”, se sumará el “sorteo público”. En última instancia, dejó clara la necesidad de cortar el interinato eterno y fijó un “máximo de seis meses”, y dicha persona será elegida por el Ejecutivo a través de una terna que ofrecerá la bicameral de seguimiento del Ministerio Público.

Juntos por el Cambio no participó del cónclave de ayer y, desde anteanoche, criticó en duros términos al kirchnerismo, que devolvió gentilezas durante el plenario.

El resto del proyecto seguiría su curso, como por ejemplo, los dos tercios del Senado para remover con un juicio político al jefe de fiscales,o limitar el mandato a cinco años, con un solo período de prórroga a propuesta del Ejecutivo. Además, el procurador no podrá ser postulado ni designado en los años donde se elija presidente y vice, ni tener más de 75 años al momento del nombramiento.

Dejá tu comentario