Moyano le contestó a Prat Gay: "Fue una provocación, esto se tiene que terminar de una vez por todas"

Política

El secretario gremial de la CGT, Pablo Moyano, rechazó los recientes comentarios de Alfonso Pray Gay y le contestó en duros términos al ministro de Hacienda. "O seguimos permitiendo el verdugueo del Gobierno o la CGT toma una medida", enfatizó.

Moyano volvió a minimizar los resultados de los últimos encuentros con el Poder Ejecutivo. "Fue una de las tantas reuniones que hemos tenido. Tuvimos reuniones con el ministro de Trabajo, de Hacienda, con algunos funcionarios. Era para la foto, fue una reunión más, donde solamente se escribió un acta con el pedido de la CGT", consideró el gremialista en diálogo con Futurock FM.

En esa línea, el cacique camionero recordó que no son nuevos los reclamos de los sindicatos a la gestión de Cambiemos. "Ni bien asumió (Mauricio) Macri, los tres secretarios generales en ese momento (Hugo Moyano, Antonio Caló y Luis Barrionuevo) le llevaron los mismos reclamos que les llevamos nosotros después de 10 meses y solamente quieren dar migajas, están hablando de un bono de $ 500, %600, $800, es una ridiculez, una vergüenza", disparó el referente de Sichoca.

En las últimas horas, Prat Gay postuló que la ayuda estatal debe ser "para los que menos tienen" y anticipó que las próximas medidas dejarían de lado a los que más ganan.

Moyano fue el principal impulsor de una medida de fuerza en el Comité Central Confederal de la CGT de septiembre pasado, pero sus pedidos por ahora no tuvieron eco en otros dirigentes. Por ese motivo, vuelve a la carga, con el ministro de Hacienda en la mira. "Lo de (Alfonso) Prat-Gay fue una provocación, esto se tiene que terminar de una vez por todas", sostuvo, y desafió: "O eliminan Ganancias, dan un bono importante a los jubilados, a los desocupados y a los trabajadores que perdieron poder adquisitivo por inflación, Ganancias y tarifazos, o sino lamentablemente se tiene que llevar adelante una medida de acción en el transcurso de los próximos días, que puede ser un paro o una movilización".

Este martes, el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, uno de los más influyentes en la administración de Macri, se mostró en línea con lo anticipado por el ministro de Hacienda y Finanzas. Quintana aseguró que aún no tomó ninguna definición sobre las respuestas que la próxima semana dará a la CGT, pero reiteró que apuntará a los sectores más desprotegidos.

"Ellos nos hicieron una cantidad de planteos y lo único que le dijimos fue que en diez días daríamos una respuesta. Sobre todo lo demás se generó una expectativa exagerada, pero no corre por nuestra cuenta", dijo Quintana a La Red, aunque reconoció la "validez" de algunos de los puntos presentados.

Tras aclarar que el Estado atraviesa una "restricción fiscal muy dura", remarcó que en la Argentina existe una "realidad social contundente con un 32,2% de pobreza" y eludió el anuncio de medidas para todos los trabajadores. "Tendencialmente el compromiso del Gobierno tiene que ser con los que menos tienen por lo que, como una manta corta, hay que priorizar la asignación de recursos hacia ellos", advirtió.

En respuesta a los planteos de Prat Gay y Quintana, Moyano exhortó a sus colegas de Consejo Directivo a "no quedarse con los brazos cruzados, viendo que un día un funcionario dice una cosa, otro día dicen otra".

El secretario gremial de la central obrera recordó que los gobernadores e intendentes exigieron fondos al Gobierno nacional para pagar el bono. "Nos siguen dilatando para darnos una respuesta definitiva: si o no. No creo que lo que no definieron en 10 meses lo hagan en estos tres o cuatro días", deslizó.

"Cuando se aprobó en el Confederal una medida de acción, yo sigo manteniendo lo mismo. Hay que preguntarle a cada compañero si piensan lo mismo. Con este verdugueo que nos hace el Gobierno tiene que haber de forma inmediata una reacción de forma los trabajadores que estamos en la CGT", agregó.

Por otra parte, fue consultado sobre las quejas que impusieron empresarios, intendentes y mandatarios provinciales para no dar el bono de fin de año y otros beneficios por falta de políticas públicas que los auxilien. "Los empresarios dirán culos problemas que tiene ellos, dela competencia, de la importación de algunos productos, y los gobernadores, con la baja de la coparticipación con la baja de la producción, pondrá esa excusa para no pagar el bono, pero también hay temas con los jubilados, los tarifazos, la pérdida de puestos de trabajo, hay muchas cuestiones de fondos que perjudican a los trabajadores. La realidad es que el poder adquisitivo se ha perdido", analizó.

"Este Gobierno gobierna para un sector, que es el que más ha ganado, son los más ricos. Por eso rebajaron las retenciones al campo, a las mineras, no tocaron la renta financiera, al juego no le han puesto impuestos, y siguen perjudicando a la mayoría de los trabajadores. Se lo dijimos de frente (a Prat Gay) para que vea que hay otro país, que es el país que no le cuentan o no ven", comentó.

Por último, Moyano anticipó que este jueves se reunirá nuevamente la cúpula de la CGT y no descarta que de allí, salga la decisión de lanzar un paro nacional o una movilización a Plaza de Mayo. "O seguimos permitiendo el verdugueo del Gobierno o la CGT toma una medida", subrayó.

Dejá tu comentario