Negativo: el gobierno hoy avala a Cuba

Política

La Argentina volverá a abstenerse cuando la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas dé a conocer hoy en Ginebra su postura sobre la situación de los derechos humanos en Cuba. Así lo ratificó ayer el canciller Rafael Bielsa, al brindar un informe en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados.

Sin embargo, el funcionario dijo que la Argentina «no se desentiende de los derechos humanos» en Cuba con la abstención. «Los derechos humanos en Cuba están extremadamente politizados. El año pasado hubo un enorme pronunciamientoen la Comisión de Derechos Humanos y una sola resolución condenando a un país por violación a los derechos humanos, y ese país fue Cuba», explicó.

Además, sostuvo que «un voto de condena no contribuiría a mejorar materialmente la situación» en esa isla.

El gobierno mantendrá así la postura seguida el año pasado por su antecesor,
Eduardo Duhalde, quien se diferenció de la posición de Carlos Menem y de Fernando de la Rúa, que siempre condenaron el sistema cubano.

La abstención de la Argentina, que será coincidente con la de Brasil y Paraguay, fue criticada duramente por representantes del gobierno estadounidense, principal impulsor de la condena a Cuba en la ONU por violaciones a los derechos humanos.

A pocas horas de la votación la mayoría de los diplomáticos de los once países latinoamericanos que integran el cuerpo, compuesto en total por 53 Estados,
coincidieron ayer en que aún aguardaban instrucciones de sus capitales para definir la postura que adoptarán.

Los países que primero
comprometieron su apoyo a la resolución de condena fueron Perú, Guatemala y Costa Rica, además de Honduras, que presentó el documento que se someterá a votación.

Chile, por su parte, repetirá su voto de condena de 2000, 2002 y 2003 (en 2001 se abstuvo), pero anunció que también condenará violaciones de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados por Israel y en Corea del Norte, además de pedir que se verifique la situación de detenidos en la base estadounidense de Guantánamo
.

• Situación incómoda

Así explicó ayer la postura de su gobierno la canciller Soledad Alvear, una situación incómoda para la gobernante Concertación, ya que el Partido Socialista, al que pertenece el presidente de Ricardo Lagos, había solicitado la abstención.

Según EE.UU.,
México también condenará al régimen de Fidel Castro, pero el gobierno de Vicente Fox no lo confirmó oficialmente.

El texto elaborado por Honduras (y que es copatrocinada por El Salvador, Nicaragua, Perú, Australia y la República Checa, y será apoyada por Costa Rica y Guatemala, entre otros)
se limita a pedirles a las autoridades cubanas que cooperen con los mecanismos de Naciones Unidas para mejorar la situación de los derechos y libertades en la isla, rogándoles que no adopten «medidas que pudieran amenazar los derechos fundamentales, la libertad de expresión y el derecho a un debido proceso de sus ciudadanos».

El documento lamenta, además, las «condenas a disidentes políticos y periodistas» (75 personas penadas sólo por disentir) ocurridas el año pasado y expresa la esperanza que el gobierno de Cuba refuerce la libertad religiosa y facilite «la transición hacia el establecimiento de un diálogo fructífero con todas las corrientes de pensamiento y grupos políticos organizados de su sociedad».

Con el objeto de
«promover el desarrollo pleno de las institucionesdemocráticas y de las libertades públicas», el proyecto hondureño exhorta a Cuba a colaborar con la jurista francesa Christine Chanet, representante del Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos, quien no pudo entrar en la isla a recabar información y dialogar con el gobierno.

Algunos diplomáticos latinoamericanos, que
pidieron no dar a conocer su identidad, critican el documento, ya que incorpora alegaciones sobre la libertad de religión, aspecto sobre el que la jurista Chanet dice que hay avances.

En cambio, otros diplomáticos reclaman un contenido más duro, «porque toda la situación empeora y Cuba no puede esgrimir que atiende mejor que sus vecinos las necesidades básicas de la gente».

Dejá tu comentario