Negó el gobierno que haga electoralismo

Política

Otra vez enojado, Néstor Kirchner afirmó ayer que hay «fantasmas del pasado que no quieren que haya gobernabilidad en la Argentina», y cargó una vez más sobre la prensa que, según expresó, critica desde la «esquizofrenia» al gobierno por anunciar obras antes de las elecciones de octubre. «Por más trabas y zancadillas que le quieran poner a la gobernabilidad, siempre que esté acompañado por la gente, no hay desafío que me asuste», enfatizó Kirchner, tras denunciar el accionar de esos imaginados «fantasmas».

El jefe de Estado afirmó, durante un acto que encabezó junto con el gobernador de San Juan, José Luis Gioja -que ya se comprometió a asistir al lanzamiento de la candidatura de Cristina Fernández-, en Casa de Gobierno, que busca «un país alejado de las viejas prácticas políticas, periodísticas y empresariales».

El Presidente se quejó: «Me tratan de condicionar la gobernabilidad, de que la Argentina no avance. Pero el pueblo argentino me va a acompañar en la gobernabilidad». Kirchner rechazó también que los anuncios de obras públicas realizados por el gobierno tengan relación con la campaña electoral, al tiempo que calificó de «esquizofrénicos» a esos planteos.

• Esquizofrenia
 
Siempre en el mismo tono quejoso, reclamó que no le pidan
«que no haga nada hasta octubre». «Si no realizo actividad oficial, uno está ocupado en la campaña; ésta es la esquizofrenia que hay ahora. Si anuncio obras, dicen que las anuncio por la campaña, y que las anunciamos y no las hacemos», afirmó Kirchner.

De inmediato, recomendó disparando otra vez sobre la prensa:
«Creo que se tienen que calmar seriamente algunos amigos que hacen periodismo en la Argentina, porque realmente esto es una esquizofrenia», y aclaróque él trabaja «desde las 7 de la mañana hasta las 11 de la noche permanentemente».

«¿Entonces no vamos a hacer nada hasta octubre porque todo lo que hacemos es por la campaña electoral? ¿Entonces no hacemos nada más, cerramos la Casa Rosada? Eso ya pasó, miren cómo terminaron en otros tiempos»,
enfatizó Kirchner, durante la ceremonia de firma de convenios para la construcción de 2.000 viviendas en la provincia de San Juan.

Kirchner
rechazó que las «inversiones» que se anuncian desde el gobierno sean «electorales». El Presidente afirmó que «la Argentina tiene que seguir» y remarcó: «No me pidan que no haga nada hasta octubre, no me pidan que condene a que no haya inversiones».

• Enfático

Al respecto, indicó que «las obras las pueden ver provincia por provincia», y aclaró los argumentos de que cada anuncio es « electoralista es muy viejo, tan usado y fuera de época». Kirchner aseguró al finalizar su discurso que está « jugado por un país distinto».

Concluyó, como si estuviera subido a una tribuna electoral peleando por ser electo, afirmando, enfático: «Yo tengo la voluntad y la decisión de avanzar a fondo, con el acompañamiento de la gente. Siempre que esté la mano y el acompañamiento de la gente no hay desafío que me asuste. Realmente en pluralidad, en consenso, pero siempre buscando construir un país alejado de las viejas prácticas políticas, periodísticas, empresariales. Porque hay una práctica en todas las áreas; algunos hablan como si no tuvieran viejas prácticas en los propios espacios en que les toca moverse».

Dejá tu comentario