Papeleras: intentan cita Kirchner-Tabaré

Política

En Brasilia, el viernes 19 de enero a primera hora y con Luiz Inácio Lula da Silva y Hugo Chávez como «componedores». Así se diseña entre los gobiernos de la Argentina y Uruguay, un posible encuentro entre Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez para presentar un principio de acuerdo, o como mínimo la reanudación oficial de las negociaciones entre los dos países por el conflicto de las papeleras de Fray Bentos. Ambos presidentes deberían coincidir ese día en la capital brasileña para participar de la primera cumbre de presidentes del Mercosur del año, donde Lula hará de anfitrión y Hugo Chávez participará como socio del bloque. En teoría, y si las buenas intenciones del encargado por el rey Juan Carlos de España, Antonio Yáñez Barnuevo, para realizar la tarea de « facilitador» dan resultado y llegan a tiempo, para esa fecha, podrían haber serios avances en el principio de solución del conflicto. Si esto ocurre, desde los dos Estados se especula con que una cumbre en Brasil sería ideal; ya que se trata de un país amigo y neutral, además de socio comercial de los dos gobiernos.

Las posibilidades para que se concrete este encuentro entre Kirchner y Lula, pasan en realidad por cómo evolucionenvarios temas vinculados durante la primera quincena de enero.

  • Resolución   

  • La Haya. El Tribunal Internacional deberá resolver antes del 15 de enero, dos temas fundamentales dentro del conflicto, que determinarán el futuro del caso en esta Corte. El primero deberá conocerse luego del 10 de enero, cuando los jueces de La Haya vuelvan al trabajo luego de las fiestas de fin de año y resuelvan si se consideran competentes ante el reclamo de Uruguay para que se lo obligue al gobierno argentino que libere los puentes binacionales. El escenario que no quiere Néstor Kirchner en este tema, es que la Corte se considere competente y ordene de manera inmediata liberar las rutas. Si este es el fallo final, es muy difícil, prácticamente imposible, que el gobierno argentino lo acepte; con lo cual el conflicto binacional empeorará. Si, el fallo es igualmente negativo pero sólo se le dice a la Argentina desde la Corte que se debe «hacer lo posible» para liberar los puentes, sin hablar de represión, se considerará a la situación como positiva y continuarán las negociaciones.

    La segunda acción en La Haya corresponde a Buenos Aires, y es la presentación de la Memoria que el equipo argentino que dirige Susana Ruiz Cerutti, efectuará el 15 de enero y que aumenta de 3 a 5 las acusaciones contra el país vecino por la violación del tratado del río Uruguay. La forma en que Tabaré Vázquez se tome esta presentación, será importante para definirsi es posible o no la reunión de Brasilia.

  • Resultados   

  • La gestión del rey. Juan Carlos de Borbón, luego de las fiestas de fin de año, también retomará personalmente el tratamiento de este caso, sobre el que estaría poniendo un importante interés personal. En los primeros días de enero se conocerán los resultados de una gestión que el monarca hizo sobre la presidenta de Finlandia, el país de origen de la papelera Botnia, Tarja Halonen; que a su vez se habría comunicado con los directores de la empresa. Gran parte del éxito de la gestión del rey dependería de estos movimientos dentro de Europa, ya que el monarca estaría por ofrecer una línea de solución que pasaría por este marco: Botnia aceptaría, por escrito, respetar los estándares actualizados de la Unión Europea (algo que por ahora no está oficializado), además de procurar un sistema particular de tratamiento de efluentes. Esto además del diseño de un cambio en el paisaje del área de Gualeguaychú, atendiendo el impacto visual que tendrá la pastera si finalmente se instala en el lugar. Si Juan Carlos de Borbón llega a tiempo para el 18 de enero a presentar estas líneas de solución del conflicto, Kirchner y Tabaré podrían discutirlas, eventualmente incluso con Yáñez Barnuevo, en la cumbre de Brasilia.   

  • Gualeguaychú. El gobierno argentino tendrá que comprometerse a que una vez iniciadas las negociaciones y, si tienen éxito, firmado el acuerdo, a que los puentes no volverán a ser cortados. Sobre esto, desde el Ejecutivo nacional por ahora no hay avances, ya que la comunicación con los vecinos entrerrianos está algo cortada, y supeditada a la relación que pueda llegar a mantener la secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti, con sus ex interlocutores de Gualeguaychú y Colón.
  • Dejá tu comentario