Papeleras: siguen cortes al Uruguay, salvo Concordia

Política

Los vecinos y ambientalistas de Gualeguayhcú y de Colón, que rechazan la instalación de Botnia en Fray Bentos, mantendrán este fin de semana el esquema de cortes en dos de los tres pasos fronterizos hacia Uruguay.

De esta manera, el único paso habilitado para quienes busquen trasladarse a la costa oriental es el de Concordia, a través del puente Concordia-Salto, también en Entre Ríos.

La modalidad que vienen implementado en Gualeguaychú contempla cortes permanentesen el puente General San Martín, mientras que en Colón los bloqueos se realizan cada seis horas.

Ayer, en tanto, los entrerrianos leyeron como una provocación la promoción uruguaya de cara a la temporada de verano, que ofrece obsequiar 30 litros de nafta, canjear los boletos de peaje por alimentos y reducir los impuestos a los turistas que lleguen al país (ver Contratapa.)

Por su lado la, Asamblea Ciudadana Ambiental aprobó una resolución para repudiar públicamente a militantes del peronismo que tendrían como referente al gobernador Jorge Busti por haber impedido el corte del puente en Concordia la semana pasada.

  • Intimidación

    «En esa oportunidad -dijo un comunicado de ese grupo- la actitud intimidatoria y de violencia latente implementada por centenares de adictos al gobernador Busti, muchos de ellos alcoholizados y ostentando armas de fuego, impidió que un grupo de ciudadanos de Concordia pudiera lograr el corte de ruta.»

    En tanto, aunque sin cortes ni medidas de fuerza, ambientalistas de Uruguay acusaron a la empresa Botnia de «traer divisiones internas y problemas externos» con la Argentina, en lugar de impulsar «desarrollo para el país».

    El grupo Guayubira dio a conocer el texto de un mensaje dirigido al «pueblo finlandés», con el objetivo de informar acerca del conflicto generado entre la Argentina y Uruguay.

    La agrupación acusa a la compañía finesa de «intentar imponerse en lugar de buscar comprensión» y de llegar a una situación de tensión con la Argentina al punto de solicitar la protección militar de la zona donde se construye la planta.

    «La necesidad de recurrir primero a la protección policial y luego a la protección militar es consecuencia de las tácticas de la compañía finlandesa, que pusieron en su contra a las comunidades vecinas, principalmente a las de la Argentina», dijo a través de un comunicado.
  • Dejá tu comentario