6 de julio 2014 - 21:08

Para Bonafini, "a Boudou lo dejaron demasiado solo"

Hebe de Bonafini.
Hebe de Bonafini.
La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, afirmó que el oficialismo dejó "demasiado solo" a Amado Boudou, procesado en la causa Ciccone, y sostuvo que la Justicia "tiene que avanzar" con el Vicepresidente "en su cargo".

"Tiene que avanzar la Justicia estando en su cargo. Que avance la Justicia, pero de verdad y no comprometida con (el CEO del Grupo Clarín, Héctor) Magnetto. Si no, es jugar a la escondida. Que pongan jueces como la gente porque a (Ariel) Lijo lo lleva Magnetto a la fiesta de la Embajada de Estados Unidos y era el rey de la fiesta", señaló la dirigente.

Con esta frase, Bonafini alusión a la presencia del magistrado en el brindis de la sede diplomática en ocasión del aniversario de la independencia de los Estados Unidos.

"A Boudou lo dejaron demasiado solo, pero cada uno sabe lo que hace en la vida y con qué se compromete. No soy una persona fina, no soy diplomática, no estoy en los grises", dijo Hebe de Bonafini, en una entrevista que le concedió a la radio Nacional Rock.

"De economía se poco, pero (el ministro Áxel) Kicillof es un genio, un tipo impresionante como procede. La presi (Cristina Kirchner) está poniendo todo y estoy segura de que está haciendo las cosas bien", señaló y, en relación con la disputa contra los fondos buitre, dijo que al gobierno hay que reconocerle la "valentía" que tiene para sacar al país "de este bollo".

"Imaginate lo que es la contra. Sería lo último que (los dirigentes opositores) se pusieran en contra de esto y a favor de los yankees. Es como no tener cara", sostuvo.

En relación con los diputados que rechazaron declarar el pañuelo de las Madres de Plaza de Mayo como emblema nacional, afirmó: "Me pone contenta que no hayan apoyado porque sino se quedarían con el pañuelo, gente que estuvieron con la dictadura y los represores que se queden ahí".

"Es un honor que no nos hayan apoyado, nos da más la razón", aseveró Hebe de Bonafini y cuestionó en particular a la bancada trotskista por abstenerse en la votación: "Los del Partido Obrero son tarados, no se comprometen con nada".

También opinó sobre la condena a cadena perpetua a los represores Luciano Benjamín Menéndez y Luis Fernando Estrella por el crimen del obispo Enrique Angelelli y señaló que "el accidente no fue accidente", porque al religioso "lo dejaron con los brazos en cruz" y que, por lo tanto, "había sido un accidente provocado".

"Llegó la hora de que el Vaticano reconozca los crímenes y cómo algunos sacerdotes colaboraron para eso. Hay muchos obispos que están en la Iglesia que fueron la mano de (el represor Emilio Eduardo) Massera y cuando ves eso se te revuelven las tripas", aseveró Hebe de Bonafini.

Al respecto dijo que "si Francisco quiere, puede esclarecer la connivencia entre la Iglesia argentina y la dictadura", porque el Papa conduce "es el estado más poderoso, más rico, con más adeptos de la tierra".

"Que mande la carta el Vaticano y reclame por Angelelli me parece una maravilla porque Angelleli siempre fue el cuco de los papas", afirmó la dirigente.

Dejá tu comentario

Te puede interesar