Para el Gobierno comenzó "una nueva etapa" con Uruguay

Política

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, afirmó que "a partir de ayer (miércoles) comenzó una nueva etapa" en la relación con Uruguay, tras la primera reunión que mantuvieron la presidenta Cristina de Kirchner y su par José Mujica, luego del fallo de la Corte Internacional de la Haya sobre la instalación de la pastera Botnia.

"La definición más contundente de la reunión de ayer es que comenzamos una nueva etapa aprendiendo de los costos y del dolor que produjo un contratiempo de estas características, que ha puesto en situación bastante delicada la relación de ambos países", sostuvo Fernández en declaraciones radiales, al referirse a la controversia por la instalación de la pastera a orillas del río Uruguay.

En la reunión del miércoles, que se llevó a cabo en la quinta de Olivos, ambos mandatarios acordaron apenas vigilar la actividad de la pastera. Las pretensiones de Cristina de un pedido de disculpas de parte de Mujica no fueron complacidas, mientras que el uruguayo se llevó una certeza: al menos en el corto plazo el Gobierno no desalojará por la fuerza a los asambleístas de Gualeguaychú que mantienen cortado el puente internacional San Martín desde hace más de tres años.

Este fue el primer encuentro entre Cristina y Mujica luego de que la Corte de La Haya diera su veredicto en el caso. El CIJ determinó que Uruguay violó el tratado del río limítrofe, pero concluyó en que la papelera no contamina ni afectó la actividad turística en la zona.

Esa decisión desató la furia de los asambleístas quienes, desconformes con el fallo, advirtieron que seguirán con el corte y hasta amenazaron con cruzar al país vecino para protestar. El fin de semana los vecinos de Gualeguaychú realizaron una marcha multitudinaria sobre el puente para reclamar que la pastera sea desmantelada.  

Dejá tu comentario