"Permitimos vuelos de cabotaje a extranjeras, pero no es recíproco"

Política

Durante la inauguración de una planta de la petrolera uruguaya Ancap, Cristina de Kirchner agradeció en nombre de la Argentina el recibimiento de las llaves de la ciudad de Montevideo, defendió la recuperación de Aerolíneas Argentinas e YPF, cuestionó a LAN por negarse a dejar el hangar de Aeroperque y destacó el nivel de integración de los países de la región.

"Agradezco no en nombre de Cristina Fernández de Kirchner, sino en nombre de la Presidente", dijo la mandataria al minimizar las críticas de los dirigentes orientales conservadores que habían rechazado ese homenaje. "Surgen muchas veces la confusión entre las personas que tienen un cargo, y el cargo mismo. Los honores nunca son para las personas, sino para su representación popular", agregó la jefa de Estado.

Durante su discurso, Cristina destacó la amplitud de la actual integración regional. "Es física a través de obras de infraestructura; es energética, con esta importantísima inversión de 400 millones dólares (de YPF para Ancap); es integración turística entre todos los países de la región, y la última integración es la definitiva, de los que abandonaron su país y se instalaron en nuestro países, y se quedan trabajando", sostuvo.

Según consideró, "la muestra más cabal de la integración es lo que estamos inaugurando hoy: 400 millones invertidos por una empresa argentina, que es YPF", insistió y reveló que su par José "Pepe" Mujica le confirmó que "no hay" otra empresa extranjera que haya despostado esa suma en obras en su país.

"La integración regional pasa por la integración hidrocarburíferas", aseveró y remarcó "Tenemos maravillosos recursos, necesitamos agregarle valor para tener material altamente calificado".

"El anillo central en la región sur es clave para el desarrollo", completó, y justificó la reestatización de YPF. "La toma de la soberanía hidrocarburífera fue más necesaria que valiente. Habíamos pasado de exportadores a importadores de hidrocarburos", alertó la mandataria.

Aerolíneas

Además, destacó desde Uruguay y, en medio del conflicto por el intento de desalojar a la empresa LAN del Aeroparque Metropolitano, que Aerolíneas Argentina ya cubre casi el 80% de los vuelos de cabotaje en el país después de haber estado al borde de la quiebra antes de su nacionalización. "Aerolíneas representa el 80 por ciento de los vuelos de cabotaje y ha recuperado la interconexión de todo el país, porque claro, las empresas privadas van sólo a los destinos rentables, fundamentalmente turísticos y no a la Argentina profunda", expresó.

Ante Mujica, la jefa de Estado destacó que los trabajadores de la aerolínea uruguaya Pluna se hicieron cargo de la compañía después de su quiebra el año pasado y dijo que esa firma atravesó un proceso "similar" al de AA. "Cuando la recuperamos (a Aerolíneas de manos del grupo español Marsans) el Estado se estaba haciendo cargo de los salarios y del combustible, casi al borde del delito porque el Estado no puede hacer eso con una empresa privada. La empresa estaba siendo un sujeto de vaciamiento", dijo la mandataria.

"Tenemos un país donde también se permite realizar tareas de cabotaje a empresas extranjeras, cosa que no le pasa a Aerolíneas en otros países", arremetió.

Solidarios 

En otro tramo de la exposición, advirtió que "los alimentos, la ciencia y la tecnología son los tres vectores que van a caracterizar el progreso o la falta de él en el trascurso del siglo XXI" y recordó que hay naciones que no permiten a los extranjeros trabajar en sus países, pero que en la Argentina eso sí está permitido.

"Somos un pueblo muy solidario los argentinos. Hemos recibido caudales inmigratorios de todas partes. Al principio fueron de Europa, pero después de los países cercanos", estimó.

Zona de paz

"Hay determinados sectores que en los últimos 200 años manejaron los destinos de nuestros pueblos y nos quieren colocar una cabeza no latinoamericana ni de la América del Sur, pero no les vamos a dar el gusto. Somos orgullosamente americanos del sur", manifestó.

La primera mandataria destacó la paz que reina entre los pueblos latinoamericanos y señaló que durante muchos años se importaron a estas tierras "conflictos que son ajenos a la historia y a los intereses" de estos pueblos.

"Queremos mejorar la calidad de vida y evitar cualquier tipo de enfrentamientos, como los que supimos tener en el siglo XX, cuando nos importaron conflictos que no nos pertenecían", aseveró.
La Presidente recibió las llaves de Montevideo de parte de la intendenta de la capital uruguaya, Ana Olivera, quien recalcó que la integración va más allá de lo comercial y es "de pueblo con gobiernos"; y sostuvo que ese es motivo para reconocer a la mandataria. La jefa comunal llamó a la unión de los pueblos, enfatizó que "la llave es símbolo de la hermandad" y añadió que el reconocimiento también va en el sentido de que "no hay jefas de Estado en muchos lugares del mundo".

En ese mismo lugar, participó de la puesta en marcha de la planta desulfurizadora construida por la firma argentina Aesa, perteneciente a YPF. Acompañaron a Cristina, el CEO de la petrolera, Miguel Gallucio, el canciller Héctor Timerman, el secretario de Política Económica y Planificación del Desarrollo Axel Kicillof, el secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli y el secretario de Comunicación Alfredo Scoccimarro.

El retorno de Cristina a Buenos Aires está previsto a las 16, y cerca de las 18.30 se reunirá con empresarios y sindicalistas en Casa Rosada.

Dejá tu comentario