23 de agosto 2007 - 00:00

Picolotti, de nuevo a examen

Romina Picolotti
Romina Picolotti
La Corte Suprema de Justicia convocó ayer a una audiencia para el 31 de octubre, en el marco de la causa que investigan los presuntos daños y perjuicios derivados de la contaminación ambiental de la cuenca Matanza-Riachuelo.

Ese día, cada uno de los acusados, públicos y privados, tendrá 15 minutos para exponer argumentos de defensa.

En ese sentido, la Corte advirtió a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, presidida por Romina Picolotti, a la Gobernación bonaerense y al Gobierno porteño de informar en un período no mayor de 30 días «de modo concentrado, claro y accesible para el público» sobre aspectos tales como el estado del agua, aire y napas subterráneas y las industrias contaminantes residentes a orillas de la cuenca, entre otros.

Asimismo, el máximo tribunal pidió a los organismos estatales dar cuenta de las obras e instalaciones que se requieren para mejorar la calidad del río, altamente contaminado, así como también las que actualmente se están llevando a cabo.

  • Contenido

    El programa de saneamiento, según la Corte, debe incluir «planes de urbanización de las zonas aledañas, posibles traslados de población cercana a otros lugares y la especificación de los recursos a utilizar», como puntos principales.

    En tanto, para noviembre se deberán demostrar el estado de avance de las obras, la factibilidad del cumplimiento de los plazos establecidos, los costos definitivos y las formas de financiamiento utilizados para hacerle frente, con particular énfasis en los fondos que se prevé asignar en los respectivos Presupuestos del año 2008 para la ejecución de las obras previstas.

    La Corte convocó a estas nuevas audiencias, tras las realizadas en julio pasado, en las cuales el plan integral de saneamiento nacional fue severamente criticado por expertos de la UBA, quienes habían hecho los estudios pertinentes del estado del río y sus orillas. En ese momento se habían detectado graves fallas en el plan, lo cual había dejado muy mal parada a la figura de Picolotti.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar