PJ cordobés irá sin candidato a presidente

Política

El Partido Justicialista de Córdoba, a través de una resolución de su Mesa Ejecutiva, decidió no bajar la lista de candidatos a diputados nacionales, luego que el apoderado del espacio, Jorge Landau, les comunicara que la candidatura a presidenta de Cristina Kirchner para el 23 de octubre llevará colgada en esta provincia sólo la boleta de los postulantes del Frente para la Victoria.

El kirchnerismo propone una lista de "leales" encabezada por el intendente de Leones, Fabián Francioni, Nora Bedano de Accastello, Mónica Gutiérrez y el intendente capitalino, Daniel Giacomino, en representación del sector radical K de Concertación Forja, que había pedido un lugar más expectable en la lista que acompañará la boleta del FpV en el cuarto oscuro en octubre.

El PJ cordobés, una alianza del gobernador Juan Schiaretti y el candidato José Manuel de la Sota, que tienen la mayoría de los cargos partidarios, llevará en su boleta al actual ministro de Gobierno, Carlos Caserio, seguido por el sindicalista del gremio de mecánicos y titular de la CGT Córdoba, Omar Dragún, y las dirigentes Claudia Martínez, de Córdoba Capital, y Graciela Ruiz, del interior provincial.

La decisión del PJ nacional de no permitir al peronismo cordobés ir colgado de la boleta de Cristina en octubre terminó de aniquilar una relación entre el gobierno provincial y el nacional que nunca fue buena, y que tuvo bastantes desencuentros a partir de 2009 cuando el justicialismo local decidió llevar como candidato a senador a Eduardo Mondino (un dirigente con mucha afinidad con Eduardo Duhalde) y el FpV al ultra kirchnerista Eduardo Accastello.

Como consecuencia de esta división, Mondino salió tercero y Accastello cuarto, perdiendo el peronismo cordobés la representación en la Cámara Alta en manos de los actuales senadores Luis Juez y Norma Morandini por el Frente Cívico y Social; y del radical Ramón Mestre, que ahora impulsa su candidatura a intendente capitalino en los comicios que tendrán lugar el 18 de setiembre, separado de las elecciones provinciales y nacionales.

Junto con la decisión del PJ de Córdoba de mantener la lista de candidatos a diputados nacionales, que en el tramo presidencial no llevará candidatos, se tomó la determinación de no recurrir a la vía judicial para obligar a la Justicia Electoral a permitirles llevar el tramo de Cristina Fernández de Kirchner, una posibilidad que el apoderado Domingo Carbonetti había abonado desde hace semanas con todo tipo de presentaciones en respaldo a la postulación de CFK.

No obstante, y pese a la distancia, desde el PJ y del FPV partieron señales de que el 7 de agosto el voto peronista irá direccionado en respaldo de la candidatura de José Manuel de la Sota; mientras que el 23 de octubre todos votarán a favor de CFK, declaraciones que de antemano aparecen como demasiado frágiles y carentes de garantías.

Dejá tu comentario