Procesan a financista en trama de lavado de caso D´Alessio

Política

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla procesó con prisión preventiva a un financista, Marcelo Patricio González Carthy de Gorriti, como miembro de la asociación ilícita liderada por el falso abogado Marcelo D’Alessio. Se trata del tramo del caso de espionaje ilegal en el que se investigan maniobras de lavado de activos.

Carthy de Gorriti era integrante de un grupo de WhatsApp llamado “Buenos Aires” que blanqueaba sumas de dinero y fue detenido días atrás luego de haber estado prófugo en la causa.

En ese grupo, según la resolución, “se observa la deliberada vinculación entre sus miembros con la finalidad específica de armar esquemas financieros en miras a lograr la colocación de fondos de origen ilícito en cuentas offshore, con expresas referencias a que se trataría de maniobras que buscarían darles apariencia de realidad”. Concretamente, las actividades del grupo “se centraban en relacionar a los actores intervinientes en estas operaciones y materializar transferencias monetarias de cientos de millones de euros entre distintos países, con procedimientos que dificultasen, tanto la trazabilidad de los verdaderos emisores y receptores de los fondos, como conocer su verdadero origen y, al mismo tiempo, para intentar darle sustento legal a la tenencia del dinero al introducirlo al circuito bancario”.

El grupo “Buenos Aires” da cuenta de varias negociaciones de gran volumen económico de estas características, “siempre propuestas por Carthy de Gorriti, para las que se requerirían de los “servicios” de Bloise” (Pablo), un financista imputado que también estaba en el grupo, según describió el juez.

La actividad de esa parte de la organización surge de las conversaciones y los documentos en el chat grupal extraído del celular Iphone Xplus asociado a D’Alessio, que tuvo la participación del falso abogado y Carthy de Gorriti, del ex policía bonaerense Ricardo Bogoliuk y el financista Bloise.

Según Ramos Padilla “se observa una participación extremadamente activa de parte de Carthy de Gorriti en la coordinación de maniobras delictivas financieras trasnacionales por montos millonarios en moneda extranjera”.

Las pruebas principales son las conversaciones e intercambios de documentos digitales sostenidos a lo largo de más de ocho meses del año 2018, en el chat grupal de la aplicación WhatsApp denominado “Buenos Aires”, junto con Marcelo D’Alessio, Ricardo Oscar Bogoliuk y Pablo Leonardo Bloise.

El rol del procesado Gorriti en particular en ese grupo era el de mantener los contactos directos con aquellas personas que pretendían colocar el dinero en el sistema bancario para “blanquearlo” y poder disponer libremente de él en cualquier parte del mundo.

Carthy de Gorriti era también quien enviaba los borradores de los documentos para ser corregidos por Bloise y quien brindaba la información detallada respecto del “sender”.

El magistrado dictó el procesamiento con prisión preventiva ya que consideró que “existían acabadas y objetivas sospechas acerca de la posibilidad real y concreta de que el imputado en libertad pudiera entorpecer la averiguación de la verdad y la continuidad del proceso o darse nuevamente a la fuga, manteniéndose incólumes —en consecuencia— los riesgos de entorpecimiento de la investigación y de elusión”.

Según la resolución, con respecto a las maniobras de lavado de activos vinculadas al denominado “Grupo Buenos Aires”, aún falta identificar a otros de sus posibles partícipes con los que el imputado tuvo contacto directo y prolongado en el tiempo, incluso uno de ellos con pedido de captura internacional, como es el caso de Aldo Eduardo Sánchez.

En cuanto a la calificación legal, se le impuso la misma que a los restantes miembros del grupo “Buenos Aires”, “en el que se consideró que las transferencias financieras internacionales a sabiendas del origen ilícito de los fondos y con la finalidad de simular dicho origen ilícito, dar apariencia de licitud a los mismos y ponerlos en circulación quedaban abarcadas por la figura de la asociación ilícita”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario