Regalo de Kirchner

Política

Hebe de Bonafini empleó el método Kirchner de negociación. Primero golpeó, y después arregló. El lunes había insultado al jefe del Ejército -funcionario a quien el Presidente no defendió ni por dignidad- y ayer salió de la Casa de Gobierno con un decreto que le adjudica una emisora AM en la Capital Federal. Es un regalo que en el mercado podría pagarse hasta u$s 1 millón, pero que tampoco es el primero que recibe la activista de este gobierno.

Convertida en figura estelar de la campaña K porteña, unas pocas horas después de pedir la destitución del jefe del Ejército, Roberto Bendini, por su llamado a «cicatrizar las heridas del pasado», Hebe de Bonafini se reunió ayer en la Casa Rosada con Néstor Kirchner.

No abordó, aclaró, el capítulo Bendini con Kirchner, pero al salir del despacho presidencial la titular de Madres de Plaza de Mayo insistió con desplazar al jefe del Ejército. El lunes había sido lacónica sobre los dichos del militar: «No lo dice de boludo, es lo que cree».

Sin embargo, ayer bajó el tono. «No conversé sobre ese tema -se justificó-, porque vine a hablar de otra cosa.» Hizo una gambeta: «Ya lo hice público y el Presidente lo habrá leído en los diarios». No es la primera vez que pide renuncias: antes reclamó la caída del ministro Aníbal Fernández. Los insultos del lunes, en realidad, antecedieron a esta reunión, con lo cual Bonafini replica el método Kirchner de negociación: golpear antes para «arreglar» después.

Con su silencio, la Casa Rosada avaló el cuestionamiento de Bonafini. En rigor, anteayer Kirchner suspendió un acto que tenía previsto compartir con Bendini y desde el domingo, tras las declaraciones del jefe del Ejército, hubo palabras de malestar hacia el militar.

Ayer, además, Nilda Garré no participó de un acto encabezado por Bendini donde se homenajeó al general Juan José Valle, fusilado en 1956, en la penintenciaría de Las Heras, tras un fallido levantamiento cívico militar contra la llamada Revolución Libertadora.

Anteayer, consultada sobre los dichos del jefe militar, la dirigente de DD.HH. respondió: «No lo dice de boludo, es lo que piensa».

Pero Bonafini no se limitó a Bendini: denunció un complot sinárquico entre el jefe militar, el cardenal Jorge Bergoglio y Mauricio Macri. «Es un momento en el que están juntos Bendini, Bergoglio y Macri, diciendo los mismos disparates; es de terror.»

Fue su segunda incursión en la campaña porteña luego de mostrarse, el lunes, con el candidato oficial Daniel Filmus en Villa Lugano. Se sabe: la titular de Madres apostó en el primer turno electoral a Jorge Telerman. Ahora expresó su apoyo a Filmus.

«Las Madres nunca nos callamos y tomamos partido desde siempre y decimos lo que tenemos que decir», dijo Bonafini y añadió: «Para la gente no es nuevo lo que pensamos de la Iglesia, porque la sufrimos, padecimos y fueron en parte responsables de la dictadura».

Luego embistió contra el líder de PRO, que aparece con amplísimas chances de imponerse con holgura en el ballottage del 24 de junio. «No queremos a Macri», porque es «un tipo de la dictadura, de clase alta y representa que un chorro se haga cargo del Gobierno de la Ciudad», dijo. «Creo que no va a ganar», completó su raid contra el candidato opositor.

  • Premio

    De la visita, Bonafini se llevó un premio: Kirchner firmó el Decreto 721 que le otorga a la Asociación Madres de Plaza de Mayo la explotación de la señal de AM 530, que hace tiempo funciona bajo el eslogan «la primera de la izquierda», bajo la tutela de Bonafini.

    Alberto Fernández, Carlos Zannini y Oscar Parrilli escoltaron ayer a Kirchner en la audiencia donde se otorgó a Madres de Plaza de Mayo «la instalación, el funcionamiento y la explotación de la estación de modulación de amplitud AM 530», según se informó oficialmente. El valor de una onda de AM en la Capital Federal se calcula en el mercado en alrededor de u$s 1 millón, sin equipos y sin «pasión» que genera su funcionamiento.

    «Este es un logro importantísimo, porque los pueblos necesitamos tener voz para contar la verdad, ya que se miente tanto», agradeció Bonafini y, en analista de medios, aseguró que se «miente tanto» en las «radios comerciales».
  • Dejá tu comentario