Enfermeros porteños denuncian cientos de despidos encubiertos y analizan protestas

Política

El Ejecutivo porteño difundió la Resolución 871, que determinó a partir de hoy "la baja" del personal de salud contratado en el contexto de la emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia de coronavirus,

La Asociación de Licenciados en Enfermería (ALE) y la Agrupación de Hospitales de la Ciudad de Buenos Aires de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) denunciaron hoy al Gobierno porteño por producir "cientos de despidos encubiertos" entre el personal de salud contratado durante la Covid-19 y advirtieron sobre medidas legales y de fuerza.

El Ejecutivo porteño de Horacio Rodríguez Larreta difundió ayer la Resolución 871, que determinó a partir de hoy "la baja" del personal de salud contratado en el contexto de la emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia de coronavirus, denunciaron los enfermeros.

Héctor Ortiz, de aquella agrupación y trabajador titular licenciado en enfermería en los hospitales Pedro Elizalde y Durand, sostuvo hoy a Télam que "en ese segundo establecimiento de salud, a 184 trabajadores no se les renovó el contrato", por lo que denunció al Gobierno metropolitano por entender que "son despidos encubiertos".

"En todos los hospitales de la ciudad ingresaron unas 2 mil enfermeras, que también padecen esa situación, ya que cumplieron tareas en plena pandemia y, ahora, nadie les responde a la hora de renovar sus respectivos contratos", puntualizó Ortiz a esta agencia.

También remarcó "la terrible insensibilidad" con "la que se cesantea a enfermeras que entregaron su vida, enfrentaron la emergencia y colaboraron en la recuperación de pacientes contagiados con la Covid-19, pero hoy viven en la total incertidumbre".

A su vez, Carolina Cáceres, enfermera del Hospital Tornú y referente de la ALE, subrayó en un comunicado de prensa que "es evidente que la preocupación de Rodríguez Larreta pasa solo por la campaña electoral y que necesita ajustar para tener plata para su marketing".

"Los problemas estructurales de la salud pública en la ciudad y las condiciones salariales y laborales del personal, en especial en el área de enfermería, no fueron resueltas", afirmó, por lo que el sector exigirá la reasignación de personal contratado y su pase a planta.

En el mismo sentido, se expresó Andrea Ramírez, enfermera del Hospital Ramos Mejía y también referente de la ALE, quien indicó que durante la pandemia se contrató en condiciones de extrema precarización a personal que cumplió tareas en vacunatorios y postas, y sostuvo que "pasó la prueba".

La referente denunció al Jefe del Gobierno por "ahorrar presupuesto y dar de baja centenares de contratos", en lugar de reasignar las funciones del personal, trasladarlo a planta para reforzar los equipos de salud, asegurar mejores condiciones laborales, dividir las tareas y funciones y mejorar de esa forma la calidad de la atención de los pacientes.

La ALE evalúa acciones legales y medidas de fuerza, en tanto, la ATE estudia realizar protesta frente al Durand la semana próxima, según el comunicado del sector.

El 13 de septiembre último Ortiz denunció "maltrato institucional" en el Durand, lo que había ocasionado la renuncia de más de mil enfermeros en la ciudad de Buenos Aires.

"El Gobierno porteño no les proporciona ropa de trabajo adecuada, ningún plus salarial por insalubridad y no los reconoce en la carrera profesional. Es extremadamente difícil vivir con un salario que ronda los 44 mil pesos", había puntualizó Ortiz en ese momento.

Temas

Dejá tu comentario