Se compromete más la ministra

Política

Anoche parecía altamente comprometida -judicialmente- la situación de la ministra Felisa Miceli. Se ha vuelto casi un enigma la verdadera historia de la aparición de unos u$s 60.000 en un sobre dentro de las dependencias de su propio despacho, frente al silencio que mantuvo la funcionaria. Desde que la Policía Federal encontró esos billetes, fue claro el apartamiento de ella que ha tenido la Casa Rosada. En apariencia, no le han permitido declarar sobre el hecho o, si la autorizaron, no lo ha hecho aún, también por misteriosos motivos. La ausencia de explicaciones la colocó ayer en el centro de análisis sobre su posible renuncia, un lugar que esquiva todo ministro de Economía. Este fin de semana le permitirán intentar aclarar la anómala situación respecto del o de los sobres hallados en el baño del ministerio. La investigación judicial avanzó con derivaciones comprometedoras. Por ejemplo, está pendiente la posible citación por parte del fiscal federal Guillermo Marijuán a quienes firmaron como testigos tras haber encontrado el sobre con dinero. Se sigue estimando que existió otro sobre, es decir, que hubo otra acta previa con diferencia de fondos con la divulgada finalmente por la Policía. En el Congreso, la oposición no está dispuesta a darle respiro. Ya acusaron a Cristina Kirchner de no habilitar una citación a Miceli al Senado para que dé explicaciones. Pero la candidata a presidenta tampoco quiso todavía defenderla públicamente. Ayer, el radicalismo, que no perdona aún la falta de investigación en el caso Greco, pidió directamente una interpelación de la ministra. Viene, entonces, la peor semana para Miceli. Quienes acusan no apuntan en vano.

Comienza el lunes una semana clave para Felisa Miceli. Hasta ahora, la ministra no aclaró públicamente la situación que se generó cuando una revisión de seguridad de la Policía Federal en su despacho encontró un sobre con dinero en efectivo equivalente a unos u$s 60.000. Ayer se anunció extraoficialmente en el ministerio que dará explicaciones este fin de semana, pero parece tarde cuando la investigación judicial ya avanzó y cuando los propios funcionarios del gobierno, el mercado y las empresas ven un destino incierto para Miceli en el corto plazo.

«Cuando considere que es el momento conveniente, diré lo que tengo que decir», dijo ayer la funcionaria ante el público que la escuchó en un acto dentro de su ministerio. Sus allegados creen que el momento de hacerlo llegó, aunque las explicaciones aún no existen.

El martes pasado, el fiscal federal Guillermo Marijuán dictaminó que correspondía iniciar una investigación por el dinero en efectivo que se encontró dentro del despacho de la ministra. Pero antes de esa causa radicada en el juzgado de María Servini de Cubría, la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, a cargo de Manuel Garrido, abrió una investigación preliminar.

  • Oposición

    La Justicia no es el único frente que avanza sobre Miceli. Toda la oposición salió a castigar a la ministra de Economía. El miércoles golpearon donde más complica al gobierno: acusaron a Cristina Kirchner de frenar en su Comisión de Asuntos Constitucionales del Congreso citaciones a la ministra.

    Ayer, los senadores radicales presentaron un pedido de interpelación para que la funcionaria explique las circunstancias que rodearon la aparición de esa suma de dinero, y reclamaron que la primera dama fije públicamente su posición. Morales presentó ese pedido de interpelación junto a sus colegas de bancada Ernesto Sanz, Luis Naidenoff, María Sánchez, Alfredo Martínez, Liliana Capos y Juan Carlos Marino, que se suma a uno anterior del 5 de mayo, para que Miceli explique por qué envió a fines del año pasado un proyecto de pago de casi $ 600 millones al Grupo Greco.

    La estrategia de la oposición seguirá siendo doble hasta que no se aclare la situación de la ministra: golpearla a ella al mismo tiempo que responsabilizan a Cristina Kirchner de protegerla en el Congreso.

    «No se puede menos que pretender su opinión sobre el tema, el Poder Legislativo tiene que funcionar a pleno, en especial cuando ella es la responsable de la Comisión de Asuntos Constitucionales», dijo el jujeño Morales sobre la senadora Kirchner: «Pese a la tan mentada transparencia que el Poder Ejecutivo se vanagloria en defender, nuestro pedido ni siquiera fue incorporado al orden del día de la única reunión que la Comisión de Asuntos Constitucionales llevó adelante este año», remató el legislador. Ese es un ataque que la primera dama rehuye desde hace tiempo y menos está dispuesta ahora a cargar con la responsabilidad de Miceli.

  • Advertencia PRO

    El radicalismo no es el único que se suma a la embestida contra la ministra. El diputado del PRO Esteban Bullrich advirtió ayer que si en las próximas horas Miceli no da explicaciones por la aparición del dinero, se presentará en la Justicia para denunciarla: «Si no hay explicaciones públicas mañana, voy a hacer la presentación en la Justicia», amenazó.

    Sólo Alberto Fernández hizo alguna referencia a Miceli: «Ella me explica que ésa es una operación inmobiliaria que tenía previsto hacer, que todo ese dinero está declarado en sus declaraciones de rentas y en las declaraciones ante la Oficina Anticorrupción».
  • Dejá tu comentario