Según Carrió, Cobos y los senadores justicialistas "votaron por conveniencia"

Política

La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, afirmó ayer que tanto los legisladores justicialistas como el vicepresidente, Julio Cobos, "votaron por conveniencia" en la definición del Senado, al tiempo que evaluó que la derrota del Gobierno por las retenciones convirtió a Néstor Kirchner "en cenizas".

Según Carrió, ni los legisladores oficialistas que votaron en contra del proyecto oficial de retenciones móviles, ni Cobos, votaron "por convicciones".

"Votaron por conveniencia, mirando el ojo de la sociedad, porque vieron que se caía el poder de Néstor Kirchner", analizó la titular de la CC, y aseguró que el presidente del Partido Justicialista ya es "cenizas".

Además, detalló que ella misma "dirigió la estrategia de su espacio desde afuera" del recinto de la Cámara alta, para llevar adelante lo que denominó una "revolución en paz".

Al respecto, Carrió agregó que el resultado final del conflicto ente el Gobierno y el sector agropecuario "ha sido producto de esa revolución en paz", en el que "las clases medias rurales y urbanas se unieron contra el secuestro de las instituciones que había hecho Néstor Kirchner".

Tras la firma del decreto que derogó la resolución 125 de retenciones móviles, la dirigente opositora subrayó que pudo observar a la presidenta Cristina Kirchner "mucho más liberada".

"Creo que el deber institucional ahora es acompañar a la presidenta desde el lugar institucional, no debilitarla más", resaltó Carrió, e indicó que "se necesitará una mínima relación entre la Presidenta y el vicepresidente", a fin de resolver "el gran problema de la Argentina, que es la inflación".

Con la mirada puesta en el nuevo escenario político que se abrió durante el conflicto, la ex candidata presidencial evaluó que podría generarse una "lucha de facciones", la que tendría como protagonistas "al kirchnerismo contra el duhaldismo, y a los radicales K contra Cobos".

"Si esa facción liderada por el ex presidente Eduardo Duhalde diseñara una estrategia con los radicales K -que es lo que quiere- y triunfara, se trataría de un problema de poder complejo", auguró Carrió.

Dejá tu comentario