Senado: Cristina aceptó pedidos de la oposición y amplió el decreto de prórroga de las sesiones virtuales

Política

La presidente de la Cámara avaló la realización de reuniones de labor parlamentaria pero rechazó sesionar de manera mixta como se hace en Diputados.

La presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, hizo lugar este miércoles a una serie de pedidos de la oposición y emitió un nuevo decreto de prórroga de las sesiones virtuales, con algunas modificaciones del que había firmado ayer.

El nuevo texto establece que el decreto de sesiones remotas tendrá una vigencia de 60 días, que los bloques contarán con un tiempo mayor para hacer uso de la palabra y que se convocará, cuando el reglamento lo requiera, a reuniones de labor parlamentaria.

El decreto deberá ser ratificado por el Senado durante la sesión especial que tendrá lugar mañana a las 15 y en donde se tratará la donación de plasma, las telerecetas y la ratificación de una serie de DNU del Poder Ejecutivo.

Las sesiones por videoconferencias se seguirán realizando durante los próximos sesenta días, plazo que será prorrogable en tanto persista la situación de emergencia sanitaria.

Además, se requerirá un informe técnico para ver la posibilidad de ampliar las sesiones virtuales de seis a ocho horas como máximo, así como los tiempos asignados para el uso de la palabra a cada uno de los bloques, en virtud de la representación política. Asimismo, se reservarán treinta minutos de cada sesión para las votaciones y la notificación de sus resultados.

Fernández de Kirchner también hizo lugar a un pedido del principal interbloque opositor para que vuelvan a celebrarse los Plenarios de Labor Parlamentaria en los que se resolvía la agenda de temas previa de cada sesión.

Sin embargo, la vicepresidenta rechazó un requerimiento para que el Senado sesione de manera mixta, con un grupo de senadores presentes en el recinto y otros de manera remota, como se realiza en la Cámara de Diputados.

Según se fundamenta en el decreto, "admitir el sistema mixto implicaría una inaceptable e infundada desigualdad de tratamiento entre los senadores que residen y se encuentran en provincias lejanas a la Capital Federal y quienes residen en la propia Capital o en provincias cercanas".

Finalmente, la presidenta del Senado ratificó la decisión de que durante las próximas sesiones remotas se trate cualquier proyecto de Ley y que no se circunscriba la discusión sólo a cuestiones vinculadas con la pandemia.

DP 0012-2020.pdf

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario