Solá, a Nueva York por modelo antidelito

Política

Del Blumberg de Martínez al Bloomberg de Manhattan. Al oído del psicólogo sonaría curioso: a mediados de mayo, Felipe Solá viajará a EE.UU. a reunirse con el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, para escuchar y quizás importar las recetas antidelito que éste aplicó en su ciudad.

Una crisis similar, pero con formato de conurbano, empujó a Juan Carlos Blumberg a una trascendencia no deseada -hasta forzó la renuncia de un ministro, Raúl Rivara-, sacudido por la muerte violenta de su hijo Axel.

Está cargada de simbolismo la homonimia sonora de los personajes. Blumberg, tras su tragedia personal, sometió a Néstor Kirchner y Solá a horas de tensión extrema con una marcha masiva que terminó reunida frente a la Casa de Gobierno. Ahora, tras recurrir a LeónArslanian (que podría participar del viaje), el bonaerense buscará en el otro Bloomberg un modelo para aplacar la inseguridad.

El ingeniero de Martínez y el zar de medios -y ahora alcalde- de Nueva York terminan como actores involuntarios de una misma historia, cuyo nexo es el gobernador.

Ofrece otros encantos este Bloomberg. Ferviente demócrata, en 2000 se mudó al Partido Republicano para competir, aparentemente sin demasiadas chances, por la sucesión de
Rudolph Giuliani. Unos meses antes, se había producido el atentado contra las Torres Gemelas.

• Ganador

Al final, Bloomberg ganó y reemplazó a Giuliani, el ideólogo de la «tolerancia cero», catálogo antidelito que el ahora setentista Gustavo Béliz respetaba como una Biblia hace algunos pocos años cuando era socio político, y compañero de fórmula, de Domingo Cavallo.

Béliz, por entonces, viajaba a EE.UU. a visitar a
William Bratton, teórico del plan Giuliani que mantiene Bloomberg, y hasta lo invitó a la Argentina, ocasión en que lo llevó a La Plata donde, asado de por medio, lo recibieron el entonces gobernador Carlos Ruckauf y su ministro de Justicia, Jorge Casanovas, hoy «asesores» de Juan Carlos Blumberg.

Claro que esa no será la única actividad de Solá en Estados Unidos. El bonaerense visitará a
Hilary Clinton, con agenda social: especialmente ligada a temas de salud. Atenta, la senadora y esposa del ex presidente Bill Clinton, abrirá la agenda para Solá como lo hizo ya con Cristina Fernández de Kirchner.

Pero, como no podía ser de otro modo, tiene previsto dos encuentros con directivos de organismos internacionales. En Washington, la otra escala de su viaje, se reunirá con autoridades del Banco Mundial (BM) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El BM, que hace 10 días terminó una revisión de las cuentas bonaerenses, tiene en carpeta un crédito por u$s 350 millones para obras públicas en la provincia. Esos recursos Solá los usará para reactivar un rubro que con la crisis de 2000 entró en una pendiente. Para mirar los números, Solá llevará a su ministro de Economía, Gerardo Otero.

Dejá tu comentario