Arranca debate por impuesto porteño a los consumos con tarjetas de crédito

Política

Las cuentas para el año electoral que presentó el jefe de Gobierno comienzan a debatirse en Legislatura. Recortes significativos, tasas para operaciones financieras y también sellos a compras con plástico.

Con la asistencia del jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, a la Legislatura, prevista para mañana, comenzará el debate por el polémico proyecto de Presupuesto 2021, que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires elevó el viernes, después de pedir una prórroga para su presentación, que venció el 30 de septiembre pasado.

A los tradicionales aumentos en el Impuesto Inmobiliario, que los vecinos porteños pagan junto con las tasas de Alumbrado Barrido y Limpieza, Horacio Rodríguez Larreta agregó un nuevo gravamen que impacta directamente en los consumidores, proponiendo aplicarle una tasa de 1,2% en concepto de Sellos a los resúmenes de las tarjetas de crédito.

Tanto la demora en la presentación como el fuerte ajuste en el mantenimiento de la Ciudad, eliminación de obras, grande y mediana y revisión de contratos que podrían afectar el servicio de recolección de residuos, fueron encarados por el Gobierno porteño en función de la quita de recursos que decretó el Gobierno nacional a la administración de Larreta. Se trata de los fondos que se le transfieren al distrito en concepto del traspaso de parte de la Policía Federal a su órbita, los cuales además ya no serán puntos de coparticipación, lo que asegura un flujo automático, sino una suma fija determinada por el Congreso. Esta semana, Diputados podría transformar en ley ese decreto que le asigna $24.500 millones a la Ciudad por el concepto en disputa. Según los cálculos del Ministerio de Hacienda, ese recorte le representa $52 mil millones menos en la suma de recursos, pero si se aprueba la ley serán unos $11 mil millones más de quita, lo que haría que el ministro de Hacienda porteño, Martín Mura, deba corregir las cuentas.

Mientras, ya se puso foco en los nuevos tributos. Por un lado se eliminará las exenciones a “del Impuesto sobre los Ingresos Brutos” tal como sostiene el proyecto de Ley Tarifaria que junto con el de Presupuesto y Código Fiscal, llevó el Gobierno a la Legislatura. “Han sido incorporadas modificaciones sustanciales respecto de los ingresos provenientes de operaciones sobre diversos títulos. En este sentido, se excluyen del ámbito de la exención a los ingresos provenientes de las operaciones sobre instrumentos emitidos por el Banco Central de la República Argentina y sobre las operaciones de pases”, señala la iniciativa, que de acuerdo con la Tarifaria pasarán a tributar 7% en concepto de Ingresos Brutos.

“Estas dos medidas -que ya se están implementando en otras provincias- que impactan en el sector financiero de la Ciudad, que fue uno de los sectores menos afectados por la pandemia”, explicó Mura en una ronda de prensa en la cual explicó de qué se trataba el Presupuesto para el año electoral. Por esos conceptos, el Gobierno de la Ciudad espera recaudar $12 mil millones, para recuperar parte de la poda en los recursos que le transfiere la Nación, además del gravamen, que impactará más en los consumidores como es la imposición de Sellos a los resúmenes de las tarjetas de crédito.

De acuerdo con la propuesta, “las liquidaciones o resúmenes periódicos que las entidades emisoras de tarjetas de crédito o compra generen para su remisión a los titulares de las mismas se hallan sujetos al Impuesto de Sellos”. Se pagará, de aprobarse el paquete económico que comienza a debatirse, 1,2% por ese concepto, con lo cual Hacienda espera recaudar $7.700 millones en 2021.

La norma señala que “los titulares de las tarjetas de crédito o compra destinatarios de dichas liquidaciones o resúmenes revisten el carácter de sujetos pasivos. La base imponible está constituida por los débitos o cargos del período incluidos en la liquidación o resumen, cualquiera fuere su concepto, netos de los ajustes provenientes de saldos anteriores. Las entidades emisoras de tarjetas de crédito o compra deben percibir el gravamen correspondiente a los titulares, conforme el régimen de recaudación que establezca la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos”.

La Legislatura tiene previsto sancionar el próximo 10 de diciembre los proyectos que el Gobierno porteño sustenta en la mortificación a sus recursos que le impuso Nación, mientras espera que la cautelar que pidió a la Corte le dé luz verde para recuperar la quita.

Dejá tu comentario