Tras atrincherarse y lanzar amenazas al Gobierno, el "Pata" Medina fue detenido

Política

Luego de una jornada de tensión, el secretario general de la UOCRA de La Plata, Juan Pablo "Pata" Medina, fue detenido por la noche luego de mantenerse atrincherado durante varias horas en la sede de la seccional, donde amenazó al Gobierno y fue blindado por una tensa concentración de trabajadores de la construcción.

Al caer la noche, un importante número de efectivos de la Gendarmería y de la Policía Federal se presentaron en el domicilio de Medina en la localidad bonaerense de Punta Lara, en donde fue detenido.

La orden de detención fue dada por el juez federal de Quilmes, Luis Armella, en el marco de las causas que involucran a Medina por los delitos de extorsión, lavado de dinero y asociación ilícita. El gremialista permanecerá alojado en el Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza.



Antes de abandonar la sede de la UOCRA La Plata, el sindicalista había asegurado que sus abogados habían presentado un pedido de eximición de prisión ante la Justicia, aunque el recurso fue rechazado.

El "Pata" Medina durante la tarde, pidió a los trabajadores que protestan frente a la sede del gremio que la medida sea "pacífica" y advirtió que no quiere que "pase nada grave". "Les pido por favor, si algún compañero tiene alguna cosa rara... yo no quiero absolutamente que pase nada grave, tengo el deber y el derecho de proteger a mis compañeros", resaltó Medina al hablar desde el balcón de la sede sindical.

Cerca de las 17.30, tras una jornada de fuerte tensión, el líder sindical se retiró de las instalaciones del gremio a bordo de un automóvil, tras ser custodiada su salida de la sede gremial por sus seguidores y afiliados.

Por la mañana Medina, un hombre protagonista en varias oportunidades de hechos de violencia sindical y con diversas denuncias, anunció la paralización de la totalidad de las obras en construcción en la capital bonaerense y en la región como respuesta a una investigación en su contra que lleva adelante la justicia penal de Quilmes.

"¿Ustedes van a permitir que al Pata lo lleven preso o les metan su plata en el bolsillo del gobierno?", preguntó Medina a una multitud de trabajadores que se reunieron esta mañana en la sede del sindicato, en Avenida 44 entre 4 y 5, de La Plata, donde estuvo atrincherado.



A principios de este mes, la fiscal federal de Quilmes, Silvia Cavallo, denunció por "extorsión" a Medina y solicitó al juez federal Luis Armella medidas de pruebas sobre un tiroteo y presiones de "Pata" Medina, que obligaron al retraso de las obras de la estación del ferrocarril Roca, en la estación Parque Pereyra.

Desde un balcón del gremio, el sindicalista aseguró que "vamos a defender la causa de los trabajadoras constructores y les digo a mis compañeros de la CGT que hoy vienen por el Pata, pero mañana vendrán por todo el movimiento obrero".

"Si quieren venir por mí que vengan pero con la verdad, no con la mentira", sostuvo y aseguró que "un presidente democrático da la orden a su gabinete nacional para investigarme sin fundamentos". Remarcó que "no aceptaré que a un juez se le ocurra hacer deberes por el gobierno nacional e inventé causas que tienen escondidas".

Explicó que todas las obras "han sido paralizadas" para enfrentar esta situación y destacó que hoy todos los trabajadores abandonaron sus lugares de trabajo "para autoconvocarse en una reunión frente al gremio y seguir las alternativas de este conflicto".

El sindicalista está acusado de extorsión contra el Estado nacional en una causa que se tramita en los tribunales de Quilmes, tras la irrupción a los tiros de un grupo de la UOCRA platense en un obrador que trabaja en la electrificación del tren Roca, en estación Pereyra, que en ese momento estaba ocupado por personal de la seccional Florencio Varela.
También se lo acusa de ejercer presión a las empresas constructoras para digitar quiénes trabajaban y qué compañías brindaban el servicio de comidas, vinculadas a la cúpula del sindicato.

Dejá tu comentario