El Capitolio de EEUU, en alerta máxima por concentración de manifestantes pro Trump

Política

Sucede luego de que una concentración de partidarios irrumpieran en el edificio el 6 de enero para tratar de anular la derrota electoral del expresidente Donald Trump.

Cientos de policías patrullaban este sábado alrededor del Capitolio de Estados Unidos, antes de una concentración de partidarios de quienes irrumpieron en el edificio el 6 de enero para tratar de anular la derrota electoral del expresidente Donald Trump.

Una valla negra de 2,44 metros de altura, que rodeó el edificio de cúpula blanca durante unos seis meses después del ataque, fue repuesta y 100 efectivos de la Guardia Nacional están en alerta.

Funcionarios de seguridad realizaban controles adicionales a los viajeros que llegaban al aeropuerto más cercano de Washington, en un esfuerzo por evitar la violencia.

Horas antes de que comience la concentración, agentes de la policía del Capitolio con cascos antidisturbios y armados con porras y pistolas tomaron posiciones fuera de la valla.

Los autobuses municipales que llevaban a los agentes al lugar bloquearon las calles cercanas.

"El 6 de enero sabíamos que había algo, pero nadie esperaba lo que ocurrió. Esta vez, esperamos lo peor", dijo un agente de policía de guardia cerca del Capitolio, que habló bajo condición de anonimato.

La afluencia de público era escasa a primera hora del día. Un hombre llamado Tim Smith estaba sin camisa fuera del Capitolio con un cartel rojo, blanco y azul con la leyenda "Perdedor" pintado en él. El mensaje iba dirigido a Trump, dijo.

A diferencia del 6 de enero, cuando el Congreso estaba en sesión para certificar la elección del demócrata Joe Biden, el Capitolio estaba prácticamente vacío el sábado, con la mayoría de los legisladores fuera de la ciudad.

Los organizadores de la manifestación "Justicia para el 6-J" dijeron que esperaban un evento pacífico, pero el jefe de la policía del Capitolio de Estados Unidos, J. Thomas Manger, dijo a periodistas el viernes que había habido amenazas de violencia relacionadas con la manifestación.

Más de 600 personas han sido acusadas de participar en los actos de violencia del 6 de enero, que se produjeron tras un discurso de Trump en un mitin cercano en el que reiteró sus falsas afirmaciones de que su pérdida electoral fue el resultado de un fraude generalizado.

Dejá tu comentario