La UCR salió a cruzar a Macri y calienta la interna de Juntos

Política

Después del almuerzo del expresidente con dirigentes del PRO, la UCR reiteró que no aceptará la llegada de Javiel Milei a Juntos y además exhibieron a sus presidenciables: Gerardo Morales y Facundo Manes.

El titular de la UCR de la provincia de Buenos Aires, Maximiliano Abad, respondió ayer a la exhortación hecha por Mauricio Macri al PRO para despegarse del radicalismo al afirmar que “es la reacción propia de un partido que ha tenido prevalencia y ve a su principal aliado fortalecerse y en condiciones de disputar el liderazgo” de la principal coalición opositora. “Es la reacción propia de un partido como el PRO, que ha tenido prevalencia en la coalición y que hoy ve que su principal aliado adquiere musculatura, se fortalece, tiene nuevos emergentes y está en condiciones de disputar el liderazgo de la coalición”, replicó Abad.

Esta semana, Macri reunió en un almuerzo a la dirigencia del PRO -entre ellos a Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta, Jorge Macri y María Eugenia Vidal- y les pidió que se diferencien de las posturas del radicalismo para no “desperfilar” la identidad original del partido. En esta reunión, el expresidente apuntó especialmente al titular de la UCR, gobernador de Jujuy y presidenciable radical, Gerardo Morales, a quien acusa de tener una relación muy cercana con el presidente Alberto Fernández. Macri planteó en ese encuentro que el PRO debía ser fiel a su identidad y cuestionó el voto de acompañamiento del radicalismo a algunas iniciativas legislativas presentadas por el Gobierno nacional.

Por su parte, el dirigente radical Federico Storani advirtió también que si Juntos por el Cambio se acerca a posiciones ultraliberales -que él definió como “libertarias”, en referencia a Javier Milei- será incompatible con el radicalismo y derivaría en una “crisis muy profunda” para la principal coalición opositora.

Storani, al hablar por Radio Del Plata, indicó que “si un sector de la coalición opositora se arrima a las ideas que proclaman una posición libertaria eso ya es incompatible” y derivaría “en una crisis muy profunda”. En este sentido, celebró el comunicado emitido semanas atrás por JxC en el que se bloqueaba una eventual alianza con el espacio La Libertad Avanza, del economista Milei, al afirmar: “Vi como positivo el hecho de que hubiera un comunicado para establecer ciertos límites”.

Storani agregó que el radicalismo presentará candidatos rumbo a 2023 a la Presidencia, gobernaciones e intendencias y recordó que el Gobierno de Cambiemos en el período 2015-2019 “fue una coalición electoral y no fue un Gobierno de coalición; fue un Gobierno del PRO que terminó con un fracaso y lejos de las ideas que nosotros expresamos”. Al evaluar los candidatos presidenciales que presenta hasta el momento el radicalismo, consideró que están en carrera el jujeño Morales y el diputado nacional Facundo Manes, a la vez que estimó que el senador nacional por Mendoza, Alfredo Cornejo, “no tiene chances” en esta contienda.

Los cruces de la UCR a la postura que Macri transmitió puertas adentro del PRO, de despegarse progresivamente de la UCR, tuvieron su primer capítulo ayer con las declaraciones del diputado Emiliano Yacobitti (UCR-CABA), enrolado políticamente con el sector Evolución, que conduce el senador nacional por CABA Martín Lousteau. “El radicalismo es un partido que no está dispuesto a no ser escuchado, no solamente en la coalición sino en el futuro de la Argentina”, desafió Yacobitti.

Y en el mismo sentido, agregó: “Para eso estamos, le guste a quien le guste”.

Este panorama, con una visión “dura” encarnada por Macri y otra estrategia más “moderada”, caracteriza no sólo a la coalición opositora sino que se replica también hacia adentro del PRO a partir del conflicto entre los que algunos definen como “halcones” y “palomas”. Esas diferencias volvieron a aflorar anoche en los discursos pronunciados por Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, que representan esas dos visiones, durante la cena de la Fundación Libertad, en la que participaron invitados internacionales como el escritor peruano y Premio Nobel de literatura Mario Vargas Llosa y el expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti.

Esta mañana, en respuesta al llamado de Macri para que el PRO ponga distancia de la UCR, Yacobitti salió a responderle al plantear que “el radicalismo es un partido que no está dispuesto a no ser escuchado, no solamente en la coalición sino en el futuro de la Argentina”.

“Para eso estamos, le guste a quien le guste”, desafió en declaraciones a Radio 10 el diputado referenciado en el sector partidario Evolución que encabezan Martín Lousteau y Enrique “Coti” Nosigilia. Y en el mismo sentido, amplió: “Todos nos tenemos que acostumbrar a que el frente político del radicalismo será mucho más horizontal de lo que fue en 2015”.

El legislador ratificó así la intención de que la UCR recupere centralidad en el marco de JxC y dé pelea por las candidaturas más importantes, para lo que propuso seguir ampliando la coalición integrada por el PRO, la UCR, la Coalición Cívica y el llamado peronismo republicano de Miguel Pichetto.

Temas

Dejá tu comentario