Uruguay fracasó en su intento de introducir el conflicto por las papeleras en el Consejo del Mercosur

Política

La Argentina se opuso ayer a los reclamos y propuestas económicas que presentó Uruguay en la reunión del Consejo del Mercosur e impidió que el país vecino lograra debatir en el encuentro el conflicto originado por la instalación de dos pasteras en su territorio.

La reunión del órgano máximo del Mercosur, que se realizó en Brasilia, se desarrolló en un clima de tensión por los roces entre representantes argentinos y uruguayos en las deliberaciones, trascendió aquí.

La Argentina no permitió que se instalara el tema de las pasteras ante la intención uruguaya de formalizar una protesta por los cortes de ruta que se están realizando en Gualeguaychú y en Colón.

Durante la reunión de los cancilleres y ministros de Economía en Brasil, Argentina también presentó una protesta por la decisión de uruguay de aplicar aranceles a la importación de productos fabricados en las cuatro provincias argentinas con regímenes de promoción industrial.

El gobierno de Néstor Kirchner protestó también por la aplicación de aranceles a los agroalimentos gravados con retenciones a las exportaciones, por considerar que son producciones subsidiadas.

La Argentina plantea que la aplicación de aranceles aduaneros al comercio intrazona que realizó Uruguay es violatoria del Tratado de Asunción que dio origen al Mercosur.

Para caldear un poco más los ánimos, Uruguay pidió a sus socios del Mercosur flexibilidad en las negociaciones de acuerdos comerciales, en tanto que su ministro de Economía, Danilo Astori, no excluyó que éstos pudiesen desembocar en tratados de libre comercio.

"Uruguay no planteó que se le otorgara la posibilidad de realizar tratados de libre comercio fuera del Mercosur, sino que en función de las asimetrías existentes (...) en los momentos en que negocie, se le otorgue ciertas flexibilidades para poder funcionar mejor dentro del esquema del Mercosur", indicó el canciller uruguayo, Reinaldo Gargano.

Los ministros analizaron también en Brasilia documentos presentados por Paraguay y Uruguay que contienen propuestas para resolver parte de las asimetrías del bloque.

El documento había sido pedido por la ministra de Economía, Felisa Miceli, durante la cumbre del Mercosur, realizada en julio pasado en Córdoba.

El secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la canicllería argentina, Alfredo Chiaradía, adelantó que los planteos del documento de Paraguay no ofrecen mayores dificultades, pero que con el de Uruguay hay puntos de conflicto.

Chiaradía expresó que "casi" todas las propuestas "son viables" excepto la que pide la posibilidad de que los dos socios menores celebren acuerdos de libre comercio con terceros países por fuera del bloque regional.

El funcionario argentino consideró que "esto es extremo y dañino para el Mercosur", e interpretó que el pedido uruguayo le daría a ese país vía libre para un Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

Otra de las iniciativas presentadas por Uruguay objetada por Argentina es la realización de obras viales en una ruta que utilizaría la pastera finlandesa Botnia para trasladar materia prima a la planta que construye en Fray Bentos.

Antes del encuentro, Uruguay anunció que protestaría en el Mercosur contra los "piquetes de activistas argentinos" que bloquean el tránsito fronterizo para exigir el cese de la construcción de las plantas de celulosa.

El canciller uruguayo dijo que los bloqueos son "violatorios del Tratado de Asunción".

Uruguay pidió buscar fórmulas para negociar acuerdos bilaterales fuera del Mercosur, incluidos acuerdos de libre comercio, según confirmó el ministro Astori.

El ministro uruguayo consideró que "Uruguay está hablando de seguir perteneciendo al Mercosur y poder tener la posibilidad de realizar un número limitado de acuerdos bilaterales fuera de la región, incluso de libre comercio" sosteniendo que dado el pequeño tamaño de la economía uruguaya, el Mercosur no resultaría perjudicado.

En Brasilia los ministros de Economía examinaron los proyectos que se beneficiarán del Fondo de Convergencia Estructural

Este fondo de 100 millones de dólares, aportados por Argentina y Brasil, está destinado para la realización de obras principalmente en Paraguay y Uruguay.

En tanto, los ministros del Mercosur recibieron al canciller ruso, Serguei Lavrov, con quien suscribieron un acuerdo para coordinar posiciones en los foros multilaterales y en asuntos de seguridad internacional.

Dejá tu comentario