Rodríguez Simón gana tiempo en la extradición, pero debe entregar pasaporte y no saldrá de Uruguay

Política

Lo decidió la jueza Chamsarián tras audiencia donde "Pepín" se negó a ser extraditado. No lo detuvo pero lo obliga a fijar domicilio y hoy entregará la documentación que le impedirá salir del país vecino hasta que se defina el pedido de "refugio". Por ahora queda suspendido proceso.

Fabián “Pepin” Rodríguez Simón, el ex asesor del ex presidente Mauricio Macri, entregará su pasaporte a la Justicia de Uruguay, que dispuso el cierre de fronteras para su caso, en medio de un proceso de extradición requerido por la jueza federal María Servini quien había ordenado su captura en el marco de una investigación judicial. La decisión la tomó la jueza Adriana Chamsarián, del fuero Penal Especializado en Crimen Organizado de 1º Turno, ante quien tramita el pedido de captura de su colega argentina que imputó a Rodríguez Simón por presunta extorsión y aprietes a los empresarios Fabián De Sousa y Cristóbal López.

A pedido de la fiscalía uruguaya, la jueza impuso la obligación de constituir domicilio en ese país, entregar los pasaportes en su poder y disponer el cierre de fronteras, oficiándose en carácter de urgente.

Rodríguez Simón tiene la posibilidad de aceptar el pedido de extradición (en cuyo caso regresará de inmediato a la Argentina y quedará detenido a disposición de Servini) o rechazarlo, lo que dará pie al inicio del juicio de extradición. La jueza tuvo por presentada “la solicitud de condición jurídica de refugiado ante la Comisión de Refugiados y los restantes documentos individualizados en el escrito introductorio” con el que Rodríguez Simón formalizó el pedido.

Según la legislación uruguaya, cuando chocan dos reclamos antagónicos, el pedido de refugio y una orden de detención de un tribunal extranjero, la primera instancia que debe adoptar una decisión es la judicial. Por eso interviene la jueza Chamsarián antes que el gobierno uruguayo aunque, en definitiva, será éste el que adoptará la decisión final, aún en caso de un fallo judicial que apruebe la extradición.

Fechado en Montevideo, el decreto N°254/2021 dejó asentado el eje de la audiencia llevada a cabo ayer. “Atento a lo manifestado por la defensa del Sr. R.S. en cuanto a su oposición al pedido de extradición de las autoridades argentinas por encontrarse en trámite la solicitud de condición jurídica de refugiado, de conformidad a lo manifestado por el Sr. Fiscal al amparo de lo dispuesto en la Ley 18.076 arts. 41, 10 y 13, así como a los tratados internacionales suscriptos por el país en relación al tema, se dispone: Suspender el presente proceso de extradición del Sr. FRS hasta resolución firme sobre la cuestión previa invocada de su calidad de refugiado”, indicó la jueza Chamsarián.

En ese orden, dispuso una serie de puntos que son los que deben cumplimentar para que se suspenda el proceso. Las “obligaciones” fijadas son “constituir domicilio en el país”, además de “entregar los pasaportes que pueda tener en su poder”, y “disponer el cierre de fronteras, oficiándose en carácter de urgente”. Los abogados de Rodríguez Simón prometieron que hoy mismo harán entrega del pasaporte del imputado.

“Atendiendo a que se han presentado dentro de este expediente de extradición documentos que refieren a solicitudes, documentos referidos a la misma y consultas sobre la calidad de refugiado, se comete a la Oficina Actuaria proceder a desglosar todas aquellas actuaciones que están amparadas al derecho de confidencialidad, conforme lo dispone el art. 10 inc. F de la Ley 18.076”, indicó la magistrada. “Fórmese pieza por solicitud de calidad de refugiado a nombre de FRS, disponiéndose la reserva de dichas actuaciones, cometiéndose a la Oficina Actuaria su custodia, así como la prohibición de exhibir dicha documentación sin autorización judicial”, prescribió Chamsarián respecto a Rodríguez Simón. Las actuaciones pasarán a ser reservadas, una de las características que exige el proceso de petición de refugio y algo que el propio “Pepín” infringió al hacer público el trámite cuando decidió evadirse de la justicia argentina, donde había sido llamado a indagatoria por la jueza María Servini en el marco de la causa Indalo.

El ex asesor jurídico de Macri durante su Presidencia se fue a Uruguay a mediados de mayo pasado y pidió “asilo político” por considerarse un “perseguido” al que la Justicia argentina quiere “meter preso”. “Esto implica que no voy a volver a la Argentina hasta que cese la persecución en mi contra. Tengo temores fundados de que si lo hiciera sería privado indebidamente de mi libertad, con peligro para mi seguridad personal, en el marco de causas judiciales amañadas como pretexto para encarcelarme”, añadió en su comunicado inicial. Anoche, a la salida del estudio de sus abogados y en breve declaración al canal C5N, Rodríguez Simón aseguró que se considerada un “perseguido político” y que el refugio era aplicable. No es el mensaje que llegó desde la administración de Luis Lacalle Pou, pero con la decisión de ayer logra supeditar el avance del juicio de extradición a que se le otorgue o no el refugio.

En los últimos días varios dirigentes de Juntos por el Cambio tomaron distancia de la decisión que tomó el ex asesor presidencial, incluido el propio Macri, aunque al mismo tiempo dijo “entender” su situación.

Dejá tu comentario